Con la información de BangShowbiz

La popular modelo, pareja sentimental de Cristiano Ronaldo, es una de las reinas de la pasarela más cotizadas del momento y ha protagonizado espectaculares sesiones de fotos para marcas como Lacoste y Guess. La firma de lencería Blanco es otra de las compañías que ha confiado en la atractiva rusa para que sus últimas creaciones, una línea de sofisticadas fajas de licra que, en otras circunstancias, nadie habría asociado antes con el armario habitual de Irina.

Lo cierto es que la maniquí derrocha encanto y sensualidad enfundada en los diferentes modelos que aparecen en la campaña publicitaria, que le ayudan a estilizar aún más su ya esbelta figura. Y aunque algunos podrían asegurar que su uso solo responde a fines comerciales y económicos, Irina ya había dejado claro en una ocasión que jamás prestaría su imagen a productos que no le gustaran.

"Por supuesto que me pagan mucho dinero por mi trabajo, pero nunca quiero que se me relacione con productos que no me apasionan", revelaba en una entrevista anterior en Antena 3.

El excelente estado de forma en el que se encuentra la modelo responde, según ella, a dos trucos de belleza esenciales, "beber mucha agua y descansar", aunque teniendo en cuenta el meteórico despegue de su carrera profesional, su pasión por la faja también podría ser otra de las claves que explican su cuidada línea.
 

FOTOS:  Irina Shayk deleitó la pupila de muchos en Cannes

Olallo y Molotov hablan de #GimmeThePower con Publimetro