Afinar tu automóvil significa que le cambiarán algunos filtros, le lavarán los inyectores, pero, sobre todo, que el impacto en tu cartera se verá reflejado a la hora de consumir menos combustible.

Es como esa magia que sucede cuando le llenas el tanque a tu coche y la aguja tarda en empezar a moverse, en cambio, si traes menos de medio tanque, la aguja se mueve como si fuera un cronómetro.

Éstos son los pasos para afinar tu coche, que son los mismos que deberás ver reflejados en la factura del servicio.


LOS CAMBIOS
Los motores requieren de una afinación cada seis meses (aproximadamente) para mantenerlos en buen estado. En términos generales, la afinación consiste en algunos procedimientos de cambios de piezas y líquidos, hay otros de ajuste.

En concreto, se trata de lo siguiente:
-Lavado de inyectores.
-Cambio de filtro de gasolina.
-Cambio de filtro de aire.
-Cambio de bujías.
-Revisión y corrección de tiempo básico de encendido.
-Limpieza de cámara de filtro de aire.


TIPS
Cada auto tiene sus propias especificaciones, pero si quieres mantener el tuyo en buen estado, te sugerimos:

1 Estar pendiente del gasto de combustible. El alto consumo de gasolina es señal de que tu coche necesita afinarse.

2 De modo preventivo y para que no se tapen los inyectores del auto, por lo menos cada 10 mil kilómetros agrega al tanque de combustible un limpiador de inyectores cuando éste se encuentre vacío. Posteriormente llena el tanque de gasolina.

3 Cambia los filtros de aire y aceite en los intervalos establecidos en el manual de propietario. Es como limpiarle los pulmones a tu coche.

4 Recuerda que si el sistema de inyección se tapa, el auto perderá potencia y además echará humo negro por el escape. Además, se podría dañar el convertidor catalítico y ya no digamos qué no pasará la verificación.

5 Procura llevar tu auto a la agencia o a un taller especializado en afinaciones.

6 Un auto bien afinado hará que ahorres combustible y alargará la vida de tu coche.