A diferencia del Día de la Madre, que se celebra siempre el 10 de mayo, a papá se le ha reservado como su día el tercer domingo de junio, fecha que –este año– se conmemora el próximo 20 de junio.

El inicio de este festejo data de 1910 en EU, pero no es sino hasta los años cin­cuen­ta cuando empezó a cobrar fuerza en nuestro país.

Actualmente, el rol de los padres se ha ajustado a la integración de la mujer al mercado laboral: el INEGI muestra en la Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo que los hombres participan en cada vez mayor proporción en actividades domésticas: cuida­do de los niños, administración y compras para el hogar o su limpieza.

En este marco, si piensas celebrar a papá el próximo domingo, les propongo algunas recomendaciones para que lo hagan sacando el máximo provecho al dinero que desembolsen:

1• En tus compras le de­bes proporcionar algún comprobante de la operación, lo cual permitirá realizar algún cambio o devo­lu­ción.

2• Revisa que el producto sea lo que está descrito en el empaque, además de que, en su caso, las instrucciones estén en español.

3• Si celebras en un restaurante, deberán conocer los precios de los platillos y bebidas, Y no está de más reservar con anticipación, no vaya a ser que esté saturado.

4• Los aparatos electrónicos e invitaciones a algún espectáculo es lo que más prefieren los padres que participaron en nuestro sondeo sobre la forma de festejar este día.
Recuerda que podrán conocer los precios de este tipo de productos en el programa Quién es Quién en los Precios en el sitio de la Profeco en Internet, así como estudios de calidad publicados en la Revista del Consumidor.

5• Valora el uso que papá le dará a lo que pretendes regalarle. Es decir, no compres por comprar y salir del “compromiso”: no le des mal uso a tu dinero

6• La combinación Mundial de futbol y Día del Padre puede ser explosiva: ten presente que una promoción es una buena oportunidad, sólo si necesitas lo que se está ofreciendo. De otra manera es gastar de forma inconsciente.