NOTA: Estrellas porno cuentan secretos de Tiger Woods en película

NOTA: Las mujeres pueden llegar al orgasmo haciendo abdominales

NOTA: Clérigo aprueba la masturbación femenina

NOTA: Médicos, los que más engañan a sus parejas

La modelo Raquel Pomplun, nacida en San Diego y criada en Tijuana, México, fue escogida para aparecer en la portada de la revista Playboy, junto con el cantante de origen hispano Bruno Mars.

Pomplun, nacida el 24 de octubre de 1987 y que de 1.71 metros de estatura, fue elegida para aparecer en el número dedicado al "Sexo y la Música" de la revista. De acuerdo con la modelo, esta es su primera sesión de fotografías al desnudo y la más importante de su carrera. "Cuando me avisaron, corrí gritando por 30 minutos alrededor de mi casa", indicó a Playboy.

En la misma comparte con el cantante Peter Gene Hernández, mejor conocido como Bruno Mars, de padre puertorriqueño y madre filipina. Pamplun, quien se describe en su cuenta de Twitter como "una mujer divertida y atrevida a la que le gusta bailar y reírse fuerte", creció en Baja California (México) antes de regresar a San Diego para estudiar la preparatoria.

Posteriormente, estudió en el Colegio del Suroeste y la Universidad de Phoenix, y ha dicho que una vez que concluya su contrato de dos años con Playboy, por el que vive en Los Ángeles para acudir a las actividades de la revista, tiene planeado estudiar biología en la Universidad de California San Diego.

Pamplun aseguró a la revista que su entrenamiento en el ballet clásico y jugando fútbol le han ayudado en su carrera de modelaje, que comenzó a los 13 años, alentada por venir de un hogar muy abierto en el que su hermano siete años mayor que ella tenía siempre una suscripción a Playboy.

Así, dijo la sandieguina-tijuanense, ahora aparecer en la portada de la revista, para la cual presentó fotos de prueba en mayo pasado, "es un sueño hecho realidad". La modelo considera a Carlos Santana, quien también creció en Tijuana, y particularmente su tema "Samba para ti", como su ejemplo de música para una situación romántica.

EFE