Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Erciyes de Turquía determinó no sólo mejor desempeño de los amantes con sobrepeso, sino que además, los delgados tienen más probabilidades de sufrir eyaculación precoz.

Todo se debería a una hormona, según los expertos turcos, ya que los hombres con altos niveles de grasa tienen mayores niveles de estradiol, una hormona femenina que les crea un desequilibrio químico en el cuerpo que les hace durar más durante el sexo.

La investigación fue realizada en pacientes con problemas de eyaculación precoz y demuestra que los hombres gordos duran una media de 7.3 minutos mientras que los más delgados sólo duraron un promedio de 1.8 minutos.

Los investigadores pasaron un año grabando el índice de masa corporal (IMC) de más de 100 pacientes remitidos para tratamiento especializado y compararon estos resultados con otros 100 pacientes de sexo masculino, quienes resultaron durar más tiempo durante el sexo.

También el estudio arrojó que los hombres que necesitan tratamiento para la eyaculación precoz tenían un menor índice de masa corporal que los que estaban más en forma.