Antes se buscaba que la lencería tapara las zonas "pudorosas" del cuerpo, pero ahora todo están en la imaginación.

Estas prendas ahora buscan despertar el erotismo y qué mejor que una Expo Sex para mostrar lo más atrevido para "calentar motores".