Un estudio alemán publicado en la revista New England Journal of Medicine asegura que los hombres que miran cada día a los pechos de una mujer pueden tener una vida más larga. “Basta con diez minutos al día para notar este efecto”, asegura el autor del informe, la doctora Karen Weatherby, gerontóloga.

En un artículo publicado en el sitio periodistabizarro.com informa que la investigación fue desarrollada en tres hospitales de Frankfurt, Alemania, y ha monitorizado durante cinco años la salud de 200 hombres. La mitad de ellos observó los pechos de una mujer a diario, mientras que la otra mitad se abstuvo de hacerlo.

Cinco años después, los hombres que habían mantenido entre sus hábitos diarios el mirar los pechos de alguna mujer durante unos diez minutos presentaban una mejor presión arterial y menor riesgo de sufrir enfermedades coronarias.

El equipo de expertos alemanes compara esta actividad con la práctica de 30 minutos diarios de ejercicio en el gimnasio, “que también puede ayudar a prolongar la vida de una persona unos cuatro o cinco años”.