¿Para qué esperar fallas en materia sexual? Mejor poner las manos a la obra antes de que cualquier cosa ocurra. De toda la información que hay al respecto, sólo son pocas cosas que pueden ayudar a nuestra salud y que el deseo se mantenga. Aquí, la reunión de las que verdaderamente funcionan.

1.- Alimentarse correctamente: comer bien, a horario y de manera buena y saludable ayuda a que la libido no decaiga. Alimentarse correctamente hace que se sufran menos enfermedades que pueden perjudicar de forma colateral la vida sexual.

2.- Perder peso: no lo hagas por tu peso, hazlo por el sexo. No importa si al final se pierde o no peso. Lo importante es cómo te sientas respecto a tu vida erótica. De cualquier manera, tener sobrepeso puede afectar de manera significativa tu desempeño sexual.

3.- Aumenta tu autoestima: no hay nada peor para el sexo que sentirse mal respecto a su cuerpo o su persona. Nada peor. Si se conserva el estado de ánimo y la confianza, el nivel y calidad de sexo será siempre alto.

4.- Masajes: relajarse y liberar tensiones contribuirá a mejorar el flujo sanguíneo indispensable para tener un buen desarrollo orgásmico. Las técnicas de masaje pueden hacer maravillas por el sexo, sobre todo en parejas estresadas, preocupadas o enojadas con frecuencia. ¡Funciona mejor cuando lo hacen entre ustedes!

5.- Dejar de fumar: además de que beneficiarás la salud de tu cuerpo en general, es bien conocido que fumar puede tener un terrible efecto en el flujo sanguíneo que lleva al orgasmo y al buen desempeño sexual. Además, ¿a quién le gusta besar apasionadamente a un cenicero?

6.- Afrodisiacos: aunque no son una receta mágica para el incremento del deseo, los afrodisíacos pueden funcionar y ser divertidos. De manera natural se encuentran en algunos alimentos, como los espárragos, las ostras y los chocolates.

7.- No bebas mucho alcohol: aunque se dice que es un lubricante social que reduce los nervios y la ansiedad, y puede ponerte listo para el sexo, lo cierto es que el alcohol es un depresivo del sistema nervioso y, en exceso, puede provocar disfunción eréctil.