El presentador de televisión Ron Bird fue sorprendido en pleno programa  con un lanzamiento de nieve perfecto a su cabeza.

La aparente broma de un compañero de trabajo provocó la risa de las otras presentadoras del noticiero y el desconcierto del comunicador.