No todos los héroes tienen capa y Vinny Forte se convirtió en el “salvador” de su grupo de clases gracias a su buena puntería. 

Esto ocurrió en una clase de química orgánica de la Universidad de Ohio State, en Estados Unidos; cuando Vinny aceptó un reto lanzado por su profesor: encestar una bola de papel en un bote de basura ubicado a más de 20 metros de distancia. 

El tema de la clase eran los electrones.

El tema de la clase eran los electrones.

Pixabay

Foto:

El profesor estaba seguro que Vinny no lograría encestar la bola de papel y quería que este reto sirviera de lección a sus alumnos, pues las posibilidades de que él tuviera éxito eran similares a las de hallar dos electrones con el mismo número cuántico en un átomo, osea: no tenía oportunidad de encestar.

¿Qué pasaba si encestaba la bola de papel?

Todos los alumnos de clase aprobarían con 100 (la máxima nota en el sistema educativo estadounidense) su primer examen del curso.

Incluso, los mismos alumnos dudaban de que Vinny lograra la hazaña, pues estaban convencidos de que el profesor lanzó este reto seguro de que era imposible de superar.

Un alumno de esa clase narró en Reddit lo que ocurrió con el profesor,  Vinny y la bola de papel.

“El profesor hablaba de los niveles de energía de los electrones apoyándose en una bola de papel, que representaba el electrón. Lanzó la bola hasta ahí (el lugar de Vinny) al comienzo de la clase, y luego siguió hablando.

“Creo que todos nos olvidamos de la pelota de papel hasta que él profesor le dijo a una persona que la arrojara al bote de basura. Se suponía que iba a ser una chica la que hiciera el lanzamiento, pero ella se lo entregó al chico que estaba al lado, sabiendo lo que estaba en juego (aprobar el examen)”.

Entonces llegó el momento de la verdad. Todo el salón estaba expectante antes de que Vinny tomara la pelota de papel, pero estos nervios se convirtieron en alegría cuando el chico ¡acertó en su tiro

Con esto, se convirtió en el héroe de su clase, al menos por ahora, y esto se lo deben a su puntería.

Miren el momento del lanzamiento que era prácticamente imposible de acertar: