Sus padres publicaron centenares de fotos en Facebook. Y ella los demandó ante su negativa de eliminarlas.