Dos estudiantes universitarios del sur de California fueron condenados por robar un pavo que tuvo que ser sacrificado cinco meses después de aparecer oliendo a cerveza, con un dedo de una pata roto y sin algunas plumas.

Steven Koressel Melbye y Richard fueron condenados a un año de libertad condicional el jueves después de declararse culpables de entrar en un recinto de animales sin permiso.

Los jóvenes deben pasar también un día en la cárcel, hacer 100 horas de servicio comunitario y pagar 223 dólares al hospital veterinario que trató al pavo Tim, que nunca se recuperó de sus lesiones.

Tim desapareció de una granja gestionada por una escuela secundaria en abril, fue hallado varias horas después vagando por las calles.

El abogado de los dos acusados dijo en entrevista para Orange County Register que no pudieron explicar por qué tomaron el pavo, pero que están muy arrepentidos.

TE RECOMENDAMOS: 

Paciente desesperado roba una ambulancia del hospital

Aerolínea confunde niños y los lleva a distintas ciudades