Un indio que trabajaba en los servicios de limpieza del aeropuerto de la ciudad saudí de Medina se escondió en el baño de un avión que volaba a la India para regresar a su país, informaron hoy las agencias locales.

El trabajador, identificado como Habib Husain y natural del estado indio septentrional de Uttar, fue descubierto por la tripulación minutos después del despegue del aparato ayer, explicó una fuente de Air India, aerolínea que operaba el vuelo.

Según un comunicado de la compañía aérea, el comandante decidió proseguir el vuelo tras confirmar que el polizón no suponía una amenaza para la seguridad del pasaje.

Tras el aterrizaje, en la ciudad de Jaipur, capital del estado noroccidental de Rajastán, Husain fue entregado a las fuerzas de seguridad y está siendo interrogado en el aeródromo de ése municipio.

"Otras agencias del aeropuerto y la Policía han empezado con el interrogatorio" , dijo el superintendente de la Policía de Jaipur, Biju George Joseph, citado por la agencia IANS.

"La investigación hasta ahora revela que su intención era simplemente escapar de quien lo contrató en Medina y volver a casa. Pero al mismo tiempo, este es un asunto muy grave que pudo poner en riesgo las vidas de los pasajeros" , aseguró una fuente oficial a la agencia PTI.

Habib, que trabajaba para una compañía de servicios aeroportuarios en la ciudad santa de Medina, confesó a la Policía que llegó a Arabia Saudí hace seis meses y que encontró su empleo a través de un contratista, quien supuestamente le arrebató su pasaporte.

El trabajador, de 25 años, dijo además que no recibía su salario de forma regular, por lo que ayer se infiltró en un avión de Air India que volaba a Jaipur con la excusa de limpiar los aseos y permaneció escondido en el aparato, en el que viajaban 273 peregrinos.

Las fuerzas de seguridad están intentando verificar la versión de Husain y está previsto que su familia llegue a Jaipur está noche.