Una masajista de Tampa, Florida, ha gastado 20 mil dólares para obtener un tercer seno. El nuevo seno se encuentra justo al centro de sus mamas.

Su nombre es Jasmine Tridevil y contactó a 50 doctores antes de encontrar a un cirujano dispuesto a realizar la operación. Como consecuencia del extraño procedimiento, Jasmine explica: “Mi mamá me dejó. No me habla. No deja que mi hermana me hable. Mi papá... en realidad está molesto. Está un poco avergonzado, pero lo ha aceptado".

El doctor que operó a Tridevil no logró colocarle un pezón, así que la mujer decidió tatuárselo, con lo que ella dice sentirse muy feliz con el resultado. 

Con información de Gawker.com.