El museo Guggenheim de Nueva York instaló un inodoro completamente funcional de oro puro de 18 quilates, que el público puede utilizar sin ninguna restricción, concebido por el provocador artista italiano Maurizio Cattelan.

Titulado “América”, el inodoro representa el primer trabajo expuesto públicamente por Cattelan (1960), a menudo descrito como “el provocador bromista del mundo del arte”, desde la retrospectiva de su obra que el Guggenheim organizara en 2011-2012.

TE RECOMENDAMOS: 

Niñera mata por error a un bebé al sentarse sobre él

“La nueva obra hace accesible al público un producto de extravagante lujo aparentemente dirigido al uno por ciento”, destacó el museo en un comunicado.

Los curadores de la exposición añadieron que “la naturaleza participativa (de la pieza), en que los espectadores son invitados a hacer uso de este objeto de manera individual y privada, permite una experiencia de intimidad sin precedentes con una pieza de arte”.

El inodoro, alojado en el quinto puso del edificio, constituye además una reflexión sobre los excesos del mercado del arte, al tiempo que evoca las aspiraciones del llamado sueño americano y las oportunidades que supuestamente ofrece para todos.

La pieza de Cattelan es además un guiño al urinal que fuera expuesto por el artista francés Marcel Duchamp en 1917, y que inauguró una nueva etapa estética, en que piezas ya fabricadas (readymade) podían acceder a estatus de arte dependiendo del contexto.

 

LO MÁS VISTO DE PUBLIMETRO TV