El cine "Príncipe Carlos" en el centro de Londres está implementando una innovadora solución humorística para mantener en silencio a los asistentes a sus salas -ninjas de película.

Estos empleados se aparecen sigilosamente entre las filas para reprender al espectador ruidoso.

La solicitud surgió de los mismos clientes que se quejaron de quienes conversan o hablan al teléfono mientras se proyecta la cinta.

Vea cómo trabajan estos "ninjas" en este video.