Un jugador de Pokémon Go se encontraba haciendo streaming en Central Park mientras atrapaba criaturas. Lo robaron y golpearon; todo quedó filmado.