AutosRPM

Mercedes-Benz quiere ser 100% sustentable, así lo va lograr

La reducción de emisiones de CO2 es fundamental para los valores de la marca.

Durante su primera conferencia digital ESG (Environment, Social and Governance) Mercedes-Benz anunció que uno de sus objetivos fundamentales es reducir sus emisiones de CO2. No basta solamente con crear coches eléctricos. Además, la marca está totalmente enfocada en presentar un concepto holístico ambiental, social y de gobernanza a lo largo de toda la cadena de valor.

El gran objetivo en emisiones de CO2

Mercedes-Benz plantea reducir sus emisiones de CO2 a más de la mitad para el año 2030. Para este objetivo, las acciones de la marca de la estrella incluyen: cargar con energía verde, electrificar la flota de coches, mejorar la tecnología en baterías y promover el uso de materiales reciclados para la producción.

Ola Kallenius, CEO de Mercedes-Benz, anunció que planea cubrir más del 70% de sus necesidades energéticas a través de energías renovables para 2030. Todo esto se plantea lograr mediante el uso de energía solar y eólica dentro de sus propias plantas así como más acuerdos durante el proceso de compra de energía.

La electrificación de la marca ha progresado muy bien últimamente. Mercedes-Benz plantea una participación de 50% en híbridos conectables y vehículos totalmente eléctricos para 2025. Por lo tanto, para la fecha han presentado coches como EQA, EQB, EQC, EQS e EQS SUV para solidificar su presencia en estos mercados.

La carga verde y los materiales, los otros grandes aliados

Para reducir sus emisiones CO2 Mercedes-Benz también determina que el uso de energía renovable para la carga de sus vehículos es fundamental. La marca ha habilitado sitios de carga ecológica cerca de los 300,000 puntos de carga públicos de toda la red de Mercedes Me en Europa.

La batería también es una palanca importante para reducir el bióxido de carbono. Por ello, se espera lograr ahorros adicionales mediante la mejoría del proceso de producción de ánodos y cátodos para las baterías de los coches. Al mismo tiempo, la marca espera poder utilizar baterías LFP en sus coches de producción. Este tipo de baterías se destacan por contar con un cátodo completamente libre de cobalto, que beneficia en reducir el número de procesos contaminantes.

Finalmente, el acero y aluminio ecológicos serán el otro punto de la estrategia de Mercedes-Benz. Trabajando con los proveedores, la empresa se está alejando conscientemente de las compensaciones de carbono y se está centrando en evitar y reducir las emisiones de bióxido de carbono. Mediante una economía circular con H2 Green Steel, la marca pretende introducir acero ecológico en sus modelos de producción para 2025.

Tags

Lo Último

Te recomendamos