Entretenimiento

Bihar, la escultura de una niña ahogándose en España del artista mexicano Rubén Orozco

Bihar que significa ‘Mañana’ en vasco y se encuentra bajo el puente Zubi Zuri de la Ría de Bilbao en España.

'Bihar' que significa 'Mañana' en vasco, se encuentra bajo el puente Zubi Zuri de la Ría de Bilbao en España.

La mirada atónita de todos ante Bihar se debe a una campaña que busca concienciar a la población y fomentar la participación y la reflexión social de la fundación BBK para promover el debate sobre la sostenibilidad ambiental.

Quienes transitan por el lugar han visto con sorpresa la escultura que dependiendo el nivel del río va apareciendo y desapareciendo a diario. La obra es un rostro de fibra de vidrio y pintada con resina traslúcida. Pesa unos 100 kilogramos, pero está acompañada de una estructura de acero de 3 toneladas que la mantiene firme y sumergida.

“Una escultura pensada para reflejar el devenir constante del tiempo que se representa con la subida y la bajada de las mareas de la #RíadeBilbao. Pero, sobre todo, una escultura con la expresión de toda una generación venidera”, ha escrito la BBK en su Instagram.

El artista mexicano Rubén Orozco es el creador de la obra

Esta obra es del artista mexicano Rubén Orozco, quien la creó en Guadalajara. Es escultura pensada para reflejar el devenir constante del tiempo que se representa con la subida y la bajada de las mareas de la Ría de Bilbao.

“Sobre todo, una escultura con la expresión de toda una generación venidera. Una expresión de expectación por las decisiones que tomaremos y que determinarán si vivimos hundidos o sacamos la cabeza. Podrás verla junto al Puente Zubizuri en Bilbao, cuando baje la marea”.

Se trata de una nueva colaboración del artista, pues la anterior contaba con otra escultura del bajo el nombre “La última persona fallecida en soledad”, en la que se mostraba a una mujer mayor sola en un banco del Arenal.

Además, vino acompañado de un cortometraje con el mismo nombre en el que la sinopsis precisa que “Vivimos en un mundo en el que la velocidad, la inmediatez o la facilidad determinan muchas de nuestras decisiones. Este mismo ritmo acelerado de vida hace que los cambios que ocurren a nuestro alrededor muchas veces pasen desapercibidos”.

Lo definen como un ejercicio de pausa, de mirar lo que está cambiando y sobre todo, de reflexión futura sobre lo que puede suceder si seguimos apostando por modelos no sostenibles. Y que el futuro está en el presente.

Tags

Lo Último


Te recomendamos