cine

Cary Fukunaga: “‘Sin tiempo para morir’ todavía se siente fresca”

Metro habló con el cineasta estadounidense para saber más sobre el proceso de realización de la esperada película de espías sobre el agente británico del MI6 James Bond.

Cary Joji Fukunaga es uno de los narradores imposibles de encasillar. A sus 44 años dirigió el drama romántico “Jane Eyre” (2011), la mejor temporada de “True Detective” y realizó el drama bélico “Beasts of No Nation” (2015) para Netflix. Cuando Fukunaga abandonó la película “It” en 2016 por diferencias creativas con el autor, le ofrecieron “No Time to Die”, la 25ª película de la franquicia Bond y la mayor oportunidad de su carrera. Separarse de Stephen King se convirtió en un punto valioso para Barbara Broccoli, productora y fuerza detrás de la saga “00″.

Terminó la película en marzo de 2019, sin embargo, se convirtió en la primera superproducción que tuvo que posponer su estreno debido a la pandemia de COVID-19. Y ahora el mundo por fin podrá disfrutarla. Metro habló con el cineasta estadounidense para saber más.

P: La película se rodó hace bastante tiempo. ¿Cambiaría algo a estas alturas?

- No hay nada que quiera cambiar. Me siento bastante bien con lo que hemos conseguido al final. Pero siempre existe el temor de que, si la película permanece mucho tiempo al margen, hay cosas que pueden dejar de ser relevantes. Acabo de volver a ver la película esta semana para hacer el comentario de audio y todavía se siente fresca. Así que, por suerte, no tenemos que esperar más para llegar al público. No cambiamos nada por el COVID-19, se mantuvo igual desde el inicio del rodaje hasta el final. No cambiamos el guión, teníamos un camino muy claro. Se definió temática y dramáticamente muy pronto, pero el desarrollo del personaje y las acciones se fueron desarrollando incluso en el último día de rodaje. Estamos muy contentos con el resultado, a pesar de que ha pasado un año y medio desde que lo terminamos.

P: ¿Cómo podría sobrevivir James Bond en la realidad post-MeToo? Tiene que cambiar radicalmente o desaparecer.

- No me corresponde decir si tiene que desaparecer. Hice este capítulo de la vida de Bond como parte de una historia completa. “Casino Royale” fue el capítulo uno y esta película es el capítulo tres, así que no hay mucho espacio para que él cambie radicalmente, de lo contrario, sería una traición al personaje. Pero el mundo que le rodea puede cambiar y las películas de Bond siempre reflejan la época, para bien o para mal, y hemos visto cambios importantes desde “Spectrum”. No ser consciente de ello significaría ignorar la realidad. La dinámica de las escenas me ha proporcionado un potencial interesante. La inclusión de Nomi (una nueva agente “00″. - Ed.) con Lashana Lynch lo refleja.

P: ¿Pudo aportar su estilo a la franquicia?

- Inevitablemente, una versión de mí está ahí y no sólo como director, sino también como escritor. He añadido mis propias experiencias a los personajes. A veces conscientemente, a veces inconscientemente. Creo que mi ADN está salpicado en la historia, pero realmente pensé que era mi responsabilidad tener también continuidad y asegurarme de que se basaba en el canon existente y en lo que ha hecho Daniel Craig. Me fijé en “Casino Royale” en lo que respecta a los arcos argumentales y los temas establecidos en ella, y también quería que estilísticamente se sintiera como una película clásica. Me gusta mucho que “Casino Royale” se aleje del estilo de Pierce Brosnan, aunque lo aprecié en su momento porque me gusta el cine clásico. Así que espero que dentro de 20 años, cuando la gente vea mi película, no sienta un cambio radical.

P: Es usted el primer director estadounidense que hace una película de Bond. ¿Fue una oportunidad para aportar nuevas ideas?

- Lo que realmente me gustó en “Casino Royale” fue la dinámica entre los personajes. Nunca había visto a un personaje femenino en una conversación frente a frente con Bond, y me encantó el desarrollo del romance y, aparte de la majestad del servicio secreto, nunca vimos a una mujer descifrar realmente su vulnerabilidad. Quería explorar ese aspecto de la relación, vincular la historia al interior humano de Bond que se cierra tras su traición y descubrir si Madeleine Swann podría ser la llave de esa cerradura.

P: ¿Cómo fue rodar la película con cámaras Imax?

- El director de fotografía y yo queríamos rodar en Imax porque es una especie de truco. Así que, cuando el productor dijo “sí” a Imax, los dos nos quedamos muy sorprendidos e impactados, pero obviamente alucinamos con la oportunidad de rodar una secuencia. Rodamos 27 minutos de material editado en Imax. Al principio, esas grandes cámaras parecían problemáticas porque pesan una tonelada. Los dirigibles con sonido eran como naves espaciales alienígenas, no eran prácticos, y nunca los utilizamos. Pero el material resultó ser increíble. Si pudiera rodar todo con cámaras Imax, lo haría. Entiendo por qué Christopher Nolan lo hace. El resultado es magnífico. No hay nada parecido.

P: ¿Por qué James Bond sigue siendo tan popular?

- Habría que hacer un estudio al respecto. Creo que la razón no es sólo por su legado, sino por las relaciones y los recuerdos que la gente ha construido con el personaje. Ir a ver la película con los padres o la familia, o disfrutarla en la víspera de Navidad... ese es un aspecto tradicional. Mi propio interés está en Daniel Craig. Cuando la gente le ve actuar en “Casino Royale”, era realmente un joven. Fue el primer Bond que vi como adulto y que realmente significó algo para mí. Daniel recuperó la franquicia y el personaje, y me entusiasmó ver adónde lo llevaban. Nunca había visto a Bond interpretado de forma tan humana, mostrando vulnerabilidad y también violencia de fuerza bruta. Me encantó la forma en que Daniel lo hizo, y me convertí en un verdadero fan a través de las nuevas películas una vez más. Ese reinicio del personaje fue muy importante para modernizarlo de la forma adecuada.

P: Ahora hay un dilema entre el streaming y el cine. ¿Cuál es su postura?

- He estado en ambos lados, especialmente cuando “Beasts of No Nation”, que se convirtió en el primer original de Netflix que se emitió en streaming básicamente al mismo tiempo que aparecía en los cines. Realmente creía que la separación del ámbito teatral y el online tiene un razonamiento diferente para un estudio. Entiendo por qué lo hacen y comprendo dónde están las prioridades. Pero como alguien que ha crecido amando el cine, hay un cierto punto en el que te das cuenta de que tienes que proteger esa ventana para proteger la existencia del cine y de las películas hechas para la gran pantalla. Hacemos estas películas para que el público se emocione yendo al cine y experimentándolo. Así que quiero que la gente siga viendo mis películas allí.

“Mi ADN está salpicado en la historia, pero realmente pensé que era mi responsabilidad tener también continuidad”.

—  Cary Joji Fukunaga, cineasta y director de televisión estadounidense.
  • SIGUIENDO LOS NÚMEROS
  • 8 de octubre s la fecha en la que se estrenará “No Time To Die”.
  • 163 minutos es la duración de la película.
  • $250-301 millines es el presupuesto de la película.
Tags

Lo Último


Te recomendamos