Entretenimiento

Martha Higareda confiesa que se siente presionada por el reloj biológico

“Fui al doctor a congelar mis óvulos”

Martha Higareda fue la nueva invitada al programa de entrevistas de Yordi Rosado, el cual se transmite a través de la plataforma YouTube. La actriz se sinceró con el famoso periodista y le habló acerca de aspectos íntimos de su vida.

La actriz de 38 años nacida en Villahermosa, México confesó qué pasó con el matrimonio que tuvo con el canadiense Cory Brusseau. Higareda reveló que quería formar una familia a su lado, pero empezó a descubrir que no tenían los mismos puntos de vista en cosas tan importantes como la educación de los hijos que planeaban tener.

“Yo me vine a enterar hasta la luna de miel”

La actriz de cine y televisión comenzó explicando que lamentablemente empezó a conocer más a fondo a su esposo apenas en la luna de miel: “Cory es una gran persona y me casé con mi mejor amigo, pero muchas cosas que tienen que ver con valores muy básicos de cómo criar a los hijos de ese tipo de cosas no coincidimos. Y yo me vine a enterar hasta la luna de miel”, expresó.

El divorcio llegó tras más de siete años de relación amorosa desde su noviazgo, y aunque ahora son grandes amigos Martha confiesa que la ruptura significó un fracaso para ella. Sobre todo porque su sueño es convertirse en madre y a su edad ya es algo complicado, es por ello que la artista mandó a congelar sus óvulos.

Asimismo, le dijo a Rosado que su divorcio fue motivo de verguenza para ella, y que su matrimonio inició con problemas, que aunque intentaron solucionar no se pudo: Después del divorcio me sentía con una vergüenza, la más fea. Nos casamos, nos fuimos de luna miel, en la luna miel tuvimos problemas. Después nos fuimos a Vancouver e intentamos de cierta manera para ajustarnos, pero no se pudo, regresamos de allá y pasaron tres meses difíciles, nos tenemos que separar porque yo tengo muchas ganas de tener hijos, de tener una familia, pero si no conectamos en esto no quiero traer niños al mundo”, añadió.

“El sueño de tener una familia no lo he podido lograr”

Pero a pesar de este desatino en su matrimonio, la actriz pensó en una opción para cuando pueda consolidar una relación nuevamente. Por eso tomó la decisión de congelar sus óvulos y así lograr convertirse en madre cuando ya se dé el momento.

“Yo quiero tener hijos y voy a empezar a sentir que tengo este reloj biológico que me va a estar presionando. Porque yo crecí con una familia supergrande y nada más me emociona en la vida, claro me encanta hacer películas y eso, pero tengo muchas ganas de ser mamá es algo que de que a mí me prende muchísimo porque sé que va ser algo maravilloso. Fui al doctor a congelar mis óvulos porque tomé una decisión importante”, explicó.

“Entonces para mí fue algo muy fuerte porque me fue a visitar Cory, y estás con las hormonas al tope, te tienes que inyectar tú sola, no, la panza, todo un procedimiento, no duele tanto, pero sí sientes feo que digas no manches. Y el sueño de tener una familia no lo he podido lograr, me pone triste. Entonces recuerdo que tuvimos este momento, que Corey me ayuda a inyectarme ya separados”, concluyó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos