Entretenimiento

Ana Bárbara reveló parte de su lucha en contra de los trastornos alimenticios

El problema inició en 1989 cuando participó en Miss México en representación de San Luis Potosí

Luego de que Ana Bárbara fue vista saliendo de una clínica especializada en pacientes con desórdenes alimenticios en España, muchas dudas surgieron entre sus fanáticos.

Es por eso que la cantante profundizó en el tema que la afectó a lo largo de varios años. Durante una entrevista con Mara Patricia Castañeda en su web show transmitido por Youtube, Altagracia Ugalde Mota, como es su nombre, comentó que todo inició en su incursión en los certámenes de belleza.

“(Fueron trastornos alimenticios) lo he dicho y lo sigo diciendo en mis redes sociales”, comentó Ana Bárbara, quien además dijo que todo inició en una etapa en la que estaba deprimida.

“Fue mi historia con tanta depresión y tanta situación que quizá no sabía sobrellevar. Padecía de un trastorno de alimentación desde muy joven, pero no lo identificaba porque iba y venía según el estrés”, expresó durante la entrevista. “Empecé con el trastorno de alimentación en Miss México, que fue el año 89, 90. No me di cuenta, pero sí fue un poco la presión en la que estaba”.

Según la cantante, el trastorno en su totalidad no es para querer verse bonita, sino que tiene un trasfondo que va mucho más allá.

“Es abandono que sientes contigo misma, abandono de tus papás, traumas y muchas cosas emocionales que se entrelazan, y desembocan en eso. Empecé, pero muchos años lo pude llevar, digamos ‘bien’ porque estoy viva. Pero los trastornos matan”, añadió.

“La reina grupera” reveló que en un principio cayó en la anorexia y luego pasó a bulimia. Aunque durante el embarazo se le hizo difícil reconocer el trastorno ya que los vómitos y el asco por varios alimentos son parte de los síntomas.

Una de sus recaídas fue durante su proceso de divorcio de José María Hernández. En ese momento, llegó a estar en los 57 kilos, un peso muy por debajo para alguien de 1.75 de altura. Sin embargo, eso la llevó a buscar ayuda.

“Tuve que someterme a un tratamiento. Cuando tenía 39 años, recién divorciada”, comentó la cantante.

“En mi matrimonio estuve muy bien controlada. A nivel emocional estuve bastante bien; pero el trastorno es como el alcoholismo ‘solo por hoy’ y tú tienes alcoholismo aunque no tomes desde hace 20 años. En cinco años, un día te puede dar el bajón y no comes, te vas dejando. Se te olvida comer y comes mal y puede ser fatal. Ya no quería ni estar con mis hijos porque sentía que no los sabía ni educar”, dijo Ana.

La cantante comentó que lo bonito fue cuando reconoció lo que le pasaba y se cuestionó “¿Qué tengo que hacer para estar bien?”. Posteriormente ingresó a una clínica de rehabilitación y en la actualidad se siente orgullosa de haber superado el problema.

“En este caso dije ‘si me estoy dando cuenta y lo estoy viendo, lo estoy sintiendo y no me estoy sintiendo bien para mis hijos, pues va’. Y entonces decidí meterme en una clínica en España”, aseguró. “Me pongo una estrella en la frente”.

Te puede interesar:

Tags

Lo Último


Te recomendamos