Entretenimiento

Así fue la sorprendente transformación de Luis Gerardo Méndez para “Narcos México”

El actor mexicano aumentó 11 kilos para interpretar el papel de Víctor Tapia en la serie

Luis Gerardo Méndez compartió como fue el proceso de transformación para darle vida a uno de los personajes principales de “Narcos México” en la tercera y última temporada.

Aunque inicialmente cuando le dijeron cuál iba a ser su dieta para aumentar de peso, le pareció bien las porciones de comida, pero después vio que no iba a ser tan fácil llegar a la meta.

En la temporada final de la serie de Netflix, el actor interpretó el papel de un guardia fronterizo en los años 90 que se encarga de investigar todos los femicidios que se registraron en Ciudad Juárez, una peligrosa ciudad al norte de México.

A pesar de las grandes expectativas de la audiencia tras dos exitosas temporadas, para el actor el reto más grande fue aumentar el peso que requería su personaje.

“Sabía que quería ayuda profesional para ganar peso. No estaba buscando destruir mi cuerpo y hablé con un par de nutricionistas y entrenadores para obtener primero la mayor cantidad de información posible”, explicó el actor en Men’s Journal.

Para asumir el papel en la serie, Luis Gerardo Méndez, inició un proceso para lograr una barriga considerablemente grande. Incluso, por poco no queda seleccionado para interpretar al personaje por su delgadez.

“Luego comencé a comer alrededor de 7,000 u 8,000 calorías al día, un poco más de las 2,000 habituales. Fue mucha comida. Al principio es divertido comer todo este helado, pasta y pizza. Pero después de cuatro días, te supera. Comía mucho más de lo que solía comer. También estaba bebiendo estos batidos de 2,000 calorías entre comidas”, añadió.

Aunque en un principio no era mucho el tiempo que debía mantener ese físico, la pandemia de Covid-19 se atravesó y paralizó todo el cronograma de rodaje, así que de ser tan solo unos meses, pasó más de un año sosteniendo una alimentación para mantener el cuerpo del personaje.

“Cuando me inscribí pensé que solo tendría que seguir así durante seis meses. Pero luego sucedió la pandemia y terminó siendo un año y medio. Estaba encerrado en Tulum, comiendo todo lo que pude. Por lo general, me cuido bien, así que fue una experiencia realmente interesante y desafiante: ver lo que ese tipo de peso y comer constantemente pueden hacerle a tu psique”, aseguró Méndez.

Según el actor, el peso de su personaje era realmente importante para su desarrollo. El policía además de investigar los terribles hechos que afectan su ciudad, transita una difícil situación personal que se ve reflejada en su cuerpo y actitud.

“Me sometí a un programa de entrenamiento bastante serio porque se trataba de ganar tanta masa como fuera posible. Este policía no es solo un vago. Es un tipo duro que también es capaz de manejarse a sí mismo y tiene algunos kilos más para hacer el trabajo”, agregó.

Te puede interesar:

Tags

Lo Último


Te recomendamos