Entretenimiento

‘Dont Look Up’, ¿es real la ciencia mostrada en la película?

Los creadores de ‘Don’t Look Up’ supieron cómo exteriorizar los aspectos más miserables de cada ser y también los posibles a futuro.

Los creadores de ‘Don’t Look Up’ supieron cómo exteriorizar los aspectos más miserables de cada ser y también los posibles a futuro.

El desenfreno de la ansiedad, la fuerza automatizada por respuestas, la frivolidad e hipocresía de influencers, la pasividad de los lideres políticos y el enjambre de intereses individuales son solo algunas de las temáticas que reinan en ‘Don’t Look Up’.

La película del Adam McKay reúne a un gran reparto conformado por Leonardo DiCaprio, como el Dr. Randall Mindy; Jennifer Lawrence, como la astrónoma Kate Dibiasky; Meryl Streep, como Janie Orlean presidenta de Estados Unidos; Jonah Hill, quien interpreta a Jason Orlean, el hijo de la presidenta; Timothée Chalamet, como Yule; y Ariana Grande dando vida a la cantante Riley Bina.

Su trama en más de 2 horas está siendo amada por muchos y odiada por otros, ya que minoriza un problema que puede acabar con la humanidad como el choque de un cometa de 9 kilómetros por temas de poca importancia como la ruptura amorosa de celebridades.

Y en efecto, tal como se ve en la película, la NASA cuenta con una oficina dedicada a escudriñar el espacio en búsqueda de cuerpos celestes potencialmente peligrosos para la Tierra: la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria.

La identificación de cometas con la idea de optimizar su proceso que permita y tener suficiente tiempo para reaccionar contra el eventual riesgo para destruirlo o desviarlo, es la premisa. Lindley Johnson quien es oficial de defensa planetaria de la NASA, en entrevista con Time, dijo que su trabajo se centra en objetos de más de 140 metros de diámetro.

Esto porque son fácilmente detectables con tiempo; en segundo lugar, porque son los que realmente podrían ocasionar un daño catastrófico de impactar la Tierra. Así que un asteroide gigante podría ser una amenaza mortal para la humanidad. Solo que no se sabe si se tendría tanto tiempo para para actuar y desviarlo.

¿Viene algo del Universo a chocar con la Tierra?

La NASA lanzó en noviembre a DART, una nave espacial no tripulada que impactará un asteroide para intentar desviar su trayectoria. Se trata de la primera misión de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la agencia espacial estadounidense.

Su objetivo es demostrar la eficacia de este método, llamado impacto cinético, para evitar una eventual catástrofe en el planeta. En octubre de 2022, DART se encontrará con el asteroide Dimorphos, de 160 metros de diámetro. Este cuerpo celeste orbita alrededor de otro más grande llamado Didymos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos