Estilo de vida

Ludopatía: 5 señales para detectar la adicción a las apuestas y juegos de azar

El juego patológico tiene consecuencias graves para el afectado y su entorno cercano.

La ludopatía es una de las adicciones más frecuentes en la sociedad, y sin embargo, una de las más complicadas de detectar. Es considerada una enfermedad que sin ningun necesidad de sustancia como el alcohol o droga, causa un impulso insconciente por el juego, cada vez más.

Este tipo de adicción puede llevar a perderlo todo. En México las cifras más recientes al respecto revelan que más de 4 millones de personas se consideran ludópatas, una situación que ha ido agravándose con el tiempo sin campañas efectivas para prevenir y orientar tanto a la población como a los familiares de los afectados.

Metro

Detectar a tiempo algunas de las señales de alarma puede hacer la diferencia y facilitar la búsqueda de ayuda oportuna tanto del diagnóstico como de la terapia para que una persona pueda superar el juego patológico.

Pérdida de control

La irritabilidad, cambios de humor y hasta la agresividad suelen manifestarse en la persona ludópata. Quien padece esta adicción tiene el impulso de apostar cada día más, así como la misma necesidad de seguir jugando en exceso para satisfacer esos impulsos, la excitación y la fantasía de recuperar el dinero apostado en cada intento.

Mayor permanencia en los sitios de juegos

Uno de los principales síntomas de alarma es la frecuencia pero además el tiempo que se suele permanecer en lugares físicos u online para apostar o jugar al azar. El convertirse en un asiduo visitante que incluso pierde la noción del tiempo, frente a una tragamonedas o la computadora puede ser un detalle preocupante al extremo de ausentarse en el horario laboral o en reuniones familiares pero también posponer actividades de la rutina y básicas como asearse o comer.

Jugar en solitario

Hay quienes apuestan o juegan al azar como una actividad social que les permite conocer o compartir con amistades y otras personas. Pero se debe prestar atención especial cuando su objetivo no es meramente divertirse o pasar un buen momento, si no que surge la necesidad de recuperar y apostar cantidades cada vez más altas para encontrar exaltación y sentirse más satisfecho. Generalmente este tipo de adicción se acompaña de trastornos de ansiedad o depresivos.

Mentiras frecuentes

Un ludópata generalmente miente a su familia y entorno más cercano. Una persona con esta enfermedad puede llegar a a robar y vender propiedades y objetos del hogar, muchos con la fantasía de lograr obtener dinero rápido. Una separación amorosa o la pérdida de un empleo puede ser un desencandante de esta enfermedad que lleva al afectado a inventar excusas para ausentar o no tener suficiente dinero.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos