Estilo de vida

Moda Hoy: la exposición del FIT que cuenta la moda latina más allá del ‘Tropical Chic’

El Fashion Institute of Technology ha compilado en su exposición trabajos de diseñadores colombianos como Jorge Duque, Johanna Ortiz y Kika Vargas.

Moda Hoy: entrevista a las curadoras del FIT sobre exposición de moda Latina.

Aunque la moda hegemónica haya llegado bastante tarde a la discusión de la relevancia del ‘Tropical Chic’, institutos imprescindibles para la industria de la moda global como el Fashion Institute of Technology, solamente hace parte de un relato histórico que comprende política, sociedad, artesanía, movimientos urbanos y hasta género.

Es por eso que la exposición ‘¡Moda Hoy! Latin American and Latinx Fashion Design Today’ muestra el trabajo de los diseñadores de la región de este siglo, con más de 60 piezas que están dentro de la colección permanente, así como donaciones recientes y contenido adicional de medios de moda.

Así, se mezclan diseñadores latinos con aquellos que tienen origen también de la región y entre los que se encuentran creadores colombianos como Johanna Ortiz, Kika Vargas, Suki Cohen y Jorge Duque. La exposición va desde los pioneros como Óscar de la Renta y Carolina Herrera que dieron paso a Haider Ackermann, para terminar en talentos emergentes como Vargas o Willi Chavarria, entre otros.

De esta manera, hay secciones como arte, artesanía, elegancia, género, política, sostenibilidad. Todo, para retar el estereotipo de latinidad visto desde la colonialidad y la exotización. Por esta razón, el visitante puede ver piezas como vestidos de Carolina Herrera, o los icónicos tenis huichol del diseñador Ricardo Seco, así como piezas de Isabel Toledo, diseñadora cubana que vistió a Michelle Obama, o Dayana Molina, de Brasil.

Por su parte, Bárbara Sánchez Kane, de México, explora los entramados modernos del género, así como Narciso Rodríguez, de Cuba, explora la sensualidad femenina en la sección de género.

Y por supuesto, la política está presente con cortometrajes como el de Juan de la Paz, de Bolivia, para explicar sus conflictos históricos, para complementar con sostenibilidad y artesanía, entre otros temas que abordan la complejidad de la región.

Esta exposición estará acompañada por un libro de Bloomsbury que será lanzado el próximo año. NUEVA MUJER COLOMBIA habló con Tanya Meléndez -Escalante, curadora senior de educación y programas públicos del Museo en FIT, sobre la exposición, que irá hasta noviembre 13 de este año.

-¿Cuál era el estado de la moda latina en cuanto a los criterios del FIT para realizar esta exhibición?

Tanya Meléndez: hay mucha creatividad y energía en la moda en este momento en la región. Si bien hay algunos diseñadores que han tenido negocios establecidos durante años, también hay muchos nuevos talentos.

Por lo tanto, esta es parte de la razón por la que queríamos centrar el espectáculo principalmente en la moda contemporánea, para resaltar la diversidad de talentos y poner énfasis en una región y su gente que históricamente han sido ignoradas, ya que se ha prestado muy poca atención al impacto de los diseñadores latinoamericanos y latinx en el mundo de la moda.

-¿Cómo escogieron los segmentos de la exposición y cómo crearon la narrativa de la exposición ?

Tanya Meléndez: empezamos a investigar para esta exposición antes de la pandemia. Nos dimos cuenta de que había muchas formas de abordar un tema tan amplio como este. La exposición está organizada temáticamente en secciones que abordan el arte, la artesanía, la elegancia, el género, la herencia indígena, la política, la cultura popular y la sostenibilidad.

Tuvimos discusiones para definir qué países de las Américas incluir y cómo presentaríamos a América Latina en la exposición. Fuimos muy conscientes de lograr un equilibrio entre el trabajo de los diseñadores latinos y los que trabajan dentro de América Latina.

De este modo, a medida que avanzaba nuestra investigación, notamos que había temas favorecidos por diseñadores de diferentes países y estilos. Entonces, en cierto sentido, el trabajo de los diseñadores guió los temas.

-¿Cuál era su estándar para elegir diseñadores de América Latina y particularmente por qué se enfocaron en algunos nombres?

Tanya Meléndez: la planificación de esta exposición es diferente de otras que hemos montado en el FIT. Esto, en que cuando se planifica un espectáculo en un grupo demográfico que ha estado en gran parte ausente de la narrativa de la moda eurocéntrica. De esta forma, hay muchos factores a considerar y mucho material potencial para cubrir.

Por eso, algunos de los elementos que necesitábamos abordar eran asegurarnos de involucrar a la comunidad latinoamericana y latinx en el proceso de planificación, abordando las brechas en la recolección, no sólo en términos de diseñadores, sino también del tipo de ropa a adquirir.

Esto no llevó a que tuvimos que establecer parámetros con respecto a qué diseñadores mostrar, ya que hay muchos más diseñadores y marcas de los que podríamos acomodar en una exposición. Y hubo otros aspectos que impactaron en el flujo de trabajo, como las traducciones, la diversidad de maniquíes, etc.

-¿Cómo aplicaron la descolonización de la moda que ya vimos en Estudios de Moda y diseño en las industrias de la moda latinoamericana para elegir las piezas?

Tanya Meléndez: en lugar de la descolonización, la exposición adopta un enfoque descentrador de los estudios de la moda, alejando las perspectivas de un único punto de vista cultural.

La región, con sus historias compartidas de colonialismo, globalismo, imperialismo, procesos de industrialización y modos locales de modernidad, históricamente ha sido descartada por las voces dominantes de la moda eurocéntrica como subdesarrollada. Sin embargo, la moda latinoamericana es una potencia.

Ahora, ambas (junto con Melissa Marra- Álvarez, Curadora de Educación e Investigación ) hemos sido co-curadoras. Sin embargo, hemos tenido personas adicionales que trabajaron con nosotros a lo largo del camino, incluida Frida Layola, una pasante de verano financiada por la Asociación de Directores de Museos de Arte, a quien se le encargó organizar una serie de grupos focales que nos ayudaron a llegar a los miembros de FIT de América Latina y comunidad Latinx (docentes, personal y estudiantes) para explorar lo que esperaban ver en una exposición sobre la moda latinoamericana y latinx, y las formas en que querían ver representada su cultura/herencia.

También formamos un comité asesor, para ayudar a asesorar la exposición en sus primeras etapas. Este incluía académicos, creadores y profesionales de la industria.

Adicionalmente, en octubre de 2022, MFIT realizó un simposio previo a la exhibición titulado ‘¡Moda Hoy! Moda Latinoamericana y Latinx’. El evento fue una oportunidad para presentar la investigación de los curadores de la exposición y otros académicos de la región y recibir comentarios de la audiencia.

-¿Cuáles eran sus estándares para hablar de política y moda en América Latina, artes y oficios, género y diseñadores emergentes, entre otros temas?

Tanya Meléndez: nuestra exposición busca desafiar los estereotipos sobre la moda de los diseñadores de herencia latinoamericana, alejándose de la noción de un estilo latinoamericano singular y llamando la atención sobre la diversidad de talentos.

Cada sección tenía sus propios parámetros. Por ejemplo, muchas secciones de la exposición abordan cuestiones políticas, sin embargo, nuestra sección de política se centra en diseñadores que abordan directamente cuestiones de gobierno, relaciones globales, guerra, etc.

Mientras tanto, el tema de la sostenibilidad, si bien tiene ramificaciones absolutamente políticas, se centró más en las aplicaciones en el trabajo de los diseñadores, incluidos los usos innovadores de materiales, el reciclaje o la sostenibilidad social.

Lo que buscábamos eran conexiones claras entre las prendas a la vista y el tema en cuestión.

-Latinoamérica ha estado creciendo los últimos diez años con muchos diseñadores emergentes. ¿Cómo escogieron las más representativas para esta exposición?

Tanya Meléndez: cuando empezamos a investigar en nuestra colección, descubrimos que teníamos un número sólido de objetos de diseñadores latinoamericanos. Sin embargo, cuando miramos la lista de nombres, la lista era corta. Parte de nuestro trabajo ha sido identificar a los diseñadores que están haciendo un trabajo interesante y que se ajustan a la misión del Museo.

Cada adquisición implica un compromiso de conservación y almacenamiento a perpetuidad, por lo que cada objeto adquirido fue cuidadosamente evaluado por un comité.

Estamos muy agradecidos por el apoyo de muchos diseñadores que facilitaron enormemente este proceso, a veces ofreciéndose a donar objetos o permitiéndonos hablar con ellos sobre nuestra exhibición y ofreciéndoles sugerencias sobre qué artículos serían mejores para nuestra exhibición y, por lo tanto, para nuestra institución en general.

- Podemos ver, también, más narrativas latinas más allá de la conocida firma ‘Tropical Chic’ que hemos visto, por ejemplo, con Johanna Ortiz. ¿Cómo mostraron las otras narrativas?

Tanya Meléndez: era muy importante para nosotros resaltar narrativas más allá de Tropical Chic. Por lo tanto, esto fue algo que nos propusimos hacer desde el principio y fue parte de nuestro impulso en la organización temática de la exposición.

Queríamos resaltar la diversidad de pensamiento y creatividad, más allá de las representaciones estereotipadas que han sido omnipresentes en el pasado. Por ejemplo, Johanna Ortíz se destaca en la sección de artesanía. Destacamos su trabajo con los artesanos colombianos, así como su devoción por permanecer en Cali como base de su marca.

-Por otro lado, podemos ver diseñadores no latinos como Rick Owens o Rodarte. ¿Cuál fue su criterio para elegir a algunos diseñadores no latinos para alimentar esta exposición? ¿Cuál es su propósito?

Tanya Meléndez: la exposición incluye creadores de países latinoamericanos, así como diseñadores de ascendencia latinoamericana que viven y trabajan en los Estados Unidos, a los que a menudo se hace referencia como hispanos, latinos/latinos o el término de género neutro Latinx. Rick Owens y las hermanas Rodarte nacieron en los Estados Unidos y tienen ascendencia mexicana.

¿Creen que América Latina y otros lugares emergentes en la moda a nivel mundial podrían verse en el futuro con una mirada no colonizadora en la industria de la moda?

Tanya Meléndez: esta es una pregunta muy compleja. Hay muchos académicos dentro de los estudios de moda que están trabajando muy duro para producir contenido que vaya más allá de una mirada colonizadora. Esperamos que la investigación y difusión de la creatividad en moda de diversas partes del mundo continúe creciendo y profundizándose.

El papel de instituciones como The Museum at FIT es ampliar el estudio de la moda y creemos firmemente que esta exposición es el comienzo de, con suerte, nuevas y emocionantes líneas de investigación en las Américas y más allá.

¿Obtuvieron ayuda de gente de la industria de la moda en los países de donde son las piezas?

Tanya Meléndez: fuimos muy afortunados de contar con el apoyo de diseñadores, miembros de la industria de la moda, consulados y muchos otros. En algunos casos, los contactos en Nueva York nos ponen en contacto con editores, académicos y diseñadores en diferentes países de América Latina. Otras veces fueron colaboradores de libros o antiguos colegas radicados en América Latina quienes nos abrieron las puertas.

A veces contactamos a diseñadores que nos parecieron interesantes. En general, podemos decir que en todas las áreas de la moda y la cultura, las personas brindaron apoyo y estuvieron dispuestas a ayudar en la medida de lo posible.

“Nuestra exposición busca desafiar los estereotipos sobre la moda de los diseñadores de herencia latinoamericana, alejándose de la noción de un estilo latinoamericano singular y llamando la atención sobre la diversidad de talentos.”

Tanya Meléndez- Escalante , co curadora de la exposición.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos