AutosRPM

Tecnología autónoma y de asistencia al conductor requieren participación del piloto

Cuando de tecnología se trata, pareciera que todos van hacia una misma dirección. Sin embargo, hablar de conducción autónoma es hablar también de temas de movilidad y seguridad.

Apenas hace unos días, el estudio J.D. Power destacó que el rubro de tecnología autónoma y tecnología automotriz sigue siendo problemática e incluso determinante en el número de reportes con respecto a un vehículo.

«No estamos tratando de construir un coche mejor, nuestro objetivo es construir un mejor piloto», dijo el presidente ejecutivo de Waymo, John Krafcik, con respecto al objetivo de su tecnología autónoma.

¿Exactamente cuáles son los alcances de la tecnología autónoma según los fabricantes?

Con información de Autoblog, el dilema está puesto sobre la responsabilidad y la participación del piloto en un vehículo con tecnología autónoma.

Por un lado, después del accidente de Tesla en mayo del 2016 en el que murió un conductor que usaba el piloto automático, se puso sobre la mesa la participación de los conductores, los cuales muchas veces quitan las manos del volante por un periodo largo de tiempo a pesar de las advertencias del automóvil.

¿Cómo rastrea el vehículo al conductor?

Por medio de cámaras, sensores para rastrear cabezas inclinadas, monitores y alertas audibles, el vehículo detecta si el conductor está prestando atención o no al usar sistemas de asistencia.

¿Qué opinan las diferentes compañías?

General Motors: retrasó el lanzamiento de su tecnología de asistencia al conductor, Super Cruise, alegando que aún no estaba lista, por lo que agregaron «una función de atención al conductor, para insistir en la supervisión del conductor», dijo Barry Walkup, ingeniero jefe de Super Cruise.

El sistema utiliza un software de reconocimiento facial que detecta dónde está mirando el conductor, por lo que, si está mirando en otra dirección, le pedirá que regrese su atención, de lo contrario, el vehículo lo llevará a una parada controlada.

Audi: tiene un sistema que maneja la dirección y el frenado a velocidades de hasta 40 mph, en el cual el conductor debe registrarse con el volante cada 15 segundos. También, en caso de no haber respuesta, el vehículo se detendrá.

Tesla: para que el sistema funcione, es indispensable que el conductor responda a las advertencias, de lo contrario, el vehículo impedirá temporalmente que el conductor pueda utilizar el sistema.

Waymo de Alphabet: esta compañía tiene otra estrategia en mente, debido a que no está de acuerdo en que se le solicite al conductor que preste atención si el vehículo está en modo totalmente autónomo. La finalidad de esta tecnología en Waymo es que la participación de los humanos forme parte sólo en la asistencia al conductor.

Y tú, ¿confiarías totalmente en la tecnología autónoma y de asistencia?

Tags

Lo Último

Te recomendamos