AutosRPM

¿Los autos eléctricos también se pueden blindar?

Blindajes Epel comenzó con la protección de vehículos eléctricos; solo se le agregan como máximo 200 kilos de peso.

Unas de las preguntas más comunes que se hacen los automovilistas es saber si los autos eléctricos se pueden blindar.

La respuesta es que sí, todos los vehículos motorizados se pueden brindar para garantizar mayor seguridad.

Blindajes Epel informó que entró al segmento de los vehículos eléctricos con la producción del primer vehículo de la marca Tesla modelo S, con un blindaje Nivel III. Con este ejemplar, la compañía equipo la unidad número 7 mil.

El Tesla S con peso de 2 toneladas, solo se le agregaron como máximo 200 kilos. Cuenta con tres motores, lo cual permite que la tracción vaya hacia las cuatro llantas, le da mayor maniobrabilidad, más control y seguridad. Además, el auto conservará todas sus funciones originales.

“Tesla es innovador en el mercado y nosotros también, pues nos enfocamos ahora al medio ambiente y ofrecer productos ecológicos. A pesar de ser un auto eléctrico no existe complejidad o diferencia en cuanto al blindaje Nivel III que se le monta, es casi lo mismo a un automotor de combustión”, comentó Ernesto Mizrahi, director general de Blindajes Epel.

Una de las principales innovaciones para el Tesla S son los cristales, los cuales tienen las mismas características balísticas del Nivel III que resiste disparos de todo tipo de armas cortas. La diferencia ahora es que esta nueva serie de cristales son más delgados hasta por tres milímetros, lo cual a su vez se refleja en el peso total de la unidad.

¿Cómo se blindó?

Para blindar este modelo se utilizó una gran cantidad de fibra contra acero balístico, ya que por el tipo de vestiduras y acabados, es lo más adecuado.

“En el Nivel III se emplea poco acero, no obstante el que utilizamos en este momento es el más ligero que existe en el mercado (0.07 milímetros más delgado que el acero balístico tradicional) el cual disminuye entre 18 y 20% el peso del vehículo”, señaló el directivo.

También es importante mencionar que el personal de Blindajes Epel se capacitó por más de 100 horas en el funcionamiento del modelo S de Tesla para conocer sus bondades, complejidad y prestaciones. “Nos llevó un par de semanas el blindaje de este vehículo, estandarizando procesos, y máximo en dos o tres meses ya con pruebas y estándares, ofreceremos al cliente final un vehículo bien protegido”, destacó.

Al ser un Nivel III, el blindaje del Tesla S no requiere mayor mano de obra ni aditamentos. El objetivo es que el vehículo funcione con todas y cada una de sus características, incluso se puede blindar hasta en Nivel V, el cual tiene que ser en una unidad con mayor potencia y autonomía.

“Este blindaje de autos eléctricos es el primero en un tipo, pero el número siete mil en nuestros 20 años de existencia. Analizamos qué es lo más conveniente para el cliente y el vehículo. La estimación de Epel es blindar una unidad de este segmento cada cinco o seis semanas, cuyo precio público es de 35 mil dólares (costo solo de la unidad oscila del millón 500 mil pesos a 4 millones de pesos). Este ejemplar ya está en periodo de prueba con clientes corporativos”, subrayó Ernesto Mizrahi.

Tags

Lo Último

Te recomendamos