¿Qué hago si perdí la factura de mi auto?

¿Qué pasa si perdí, extravié, olvidé o me robaron la factura de mi auto?

Por Octavio León Urrutia

La factura es el documento que acredita la propiedad de un vehículo. Perder este documento no sólo es molesto, sino que puede tener graves consecuencias, ya que alguien podría hacer un mal uso de ella.

Diferentes tipos de factura:

Carta Factura: Cuando se compra a la agencia un vehículo a través de un crédito, se expide de manera provisional una “carta factura”, que será sustituida por la Factura de Origen al liquidar el adeudo.

Factura de Origen: Es la que emite una armadora o agencia al momento de sacar el vehículo al mercado. Incluye descripción detallada de la armadora, del cliente y del vehículo.

Refactura de Empresa: Es la acción de generar una segunda, tercera, o el número que sea necesario de una factura, por la compraventa de un vehículo que estuvo a nombre de una persona moral. No necesita la descripción detallada de la Factura de Origen. La empresa conserva la Factura de Origen y entrega al nuevo dueño una refactura y copia simple de la Factura de Origen. Es importante realizar el cambio de propietario ante las autoridades competentes.

seguros300x148-d2874db85bd7a645b362e3b9a1ae14fe.jpg

Factura Endosada: Al querer vender un vehículo, se firma al reverso de la factura de Origen o la Refactura de Empresa. Se recomienda acompañar este documento con una cesión o transmisión de derechos de propiedad, así como un contrato de compraventa. Es igualmente importante realizar el cambio de propietario ante las autoridades vehiculares correspondientes.

Factura del motor: Es sólo es un complemento a la descripción del vehículo. Se trata de las facturas de las partes de reemplzo (motor o carrocería). Cuando se realiza un cambio de carrocería o motor de vehículos, hay que realizar ciertos trámites ante las autoridades. Al comprar o vender un carro se debe incluir esta documentación.

Lee también: por qué no te conviene quedarte con un auto rescatado por robo

Ahora bien, en caso de pérdida o robo, ¿qué hago?

1. Acude al Ministerio Público

Al levantar un acta, te proteges legalmente en caso de que alguien pudiera hacer un mal uso de ella. Este trámite es gratuito.

2. Visita la Agencia Automotriz

Algunas armadoras o distribuidoras, pueden reexpedirla. Aunque no son muchas las que lo hacen, vale la pena agotar las posibilidades. En caso de no obtener una reexpedición, solicita una copia simple.

documentos300x17-e5febc9f32deeec827f22216d906466d.jpg

3. Acude a la notaría

Se puede solicitar en la Notaría que se certifique que la copia simple coincida fielmente con su original. Para hacerlo, el Notario acudirá en persona a verificar físicamente la copia en los archivos de la agencia. Este trámite tiene costo. Al concluir el trámite, obtendrás un documento conocido como “factura notarial”. Esta copia certificada no es un título de propiedad, sin embargo, es aceptada como tal por la mayoría de las personas y dependencias de gobierno.

También se puede tramitar en la Notaría, la “Fe Testimonial”. Este documento avala la propiedad y corrobora la legítima posesión del vehículo. Al venderlo, el nuevo dueño necesitará una nueva “Fe Testimonial”.

4. Solicita un juicio de Jurisdicción Voluntaria

Un juez corrobora por distintos medios la legítima propiedad de un vehículo. La sentencia del juez sí tiene validez como título de propiedad.

Recuerda que tener la documentación de nuestro auto en regla, en orden y a la mano es muy útil, pues nos ahorra tiempo, esfuerzo y tensiones innecesarias.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo