15 datos que debes conocer sobre el diésel

¿Sabías que Citröen fue el primer constructor en desarrollar un vehículo comercial con motor diésel? A continuación te presentamos otros 15 datos que seguramente no conocías sobre el diésel.

Por Octavio León Urrutia

1. Origen del término

La palabra diésel originalmente hacía referencia a cierto tipo de motor, en honor de su inventor Rudolf Diesel. Con el tiempo, se designó así a los vehículos que utilizan este tipo de motor y al carburante que utilizan. Para evitar la ambigüedad, algunas personas prefieren llamarle gasoil o gasóleo a este combustible que se obtiene a partir de la destilación y la purificación del petróleo crudo.

2. Su composición

El diésel, gasóleo o gasoil es un hidrocarburo líquido, compuesto aproximadamente de un 75% de hidrocarburos saturados (principalmente parafinas) y un 25% de hidrocarburos aromáticos.

3. El apodo y su vieja fama

El apodo “smokers” (humeantes) se debe a que en un inicio estos vehículos eran muy contaminantes y generaban mucho humo. La regulación internacional ha propiciado el desarrollo de tecnología para hacerlos cada vez más eficientes y amigables con el medio ambiente. Se calcula que la reducción de emisiones contaminantes ha bajado entre 80 y 90% desde 1987.

diesel-6a0ce418d63da9608e71184e7c46a8d0.jpg

4. Precio

En cuanto al precio hay que mencionar varios facotres. El diésel es más barato de producir que la gasolina por ser más sencillo de refinar. Por otra parte, la demanda de gasolina es mayor, lo que disminuye el precio del diésel. Los cortes en el suministro, la extracción de los compuestos de azufre o el desvío de la capacidad de refinamiento en masa a la producción de gasolina, llegan a encarecer el diésel.

5. Impuestos

El diésel, por regla general, tiene impuestos menores que la gasolina, para favorecer el tráfico de mercancías y un mejor precio final en las mercancías. A pesar de ello, se le añaden impuestos como medida frente a la contaminación atmosférica ya que, a pesar de los avances tecnológicos, este motor emite partículas altamente contaminantes.

6. Ciclo diésel

En los motores a diésel, la combustión no requiere de la chispa de una bujía para encender la mezcla. La explosión se produce mediante el aumento de presión y -en consecuencia- de temperatura, que se produce en el segundo tiempo del motor de combustión interna.

dieselautologia-67e102adf0542fd311769f166120a8a2.jpg

7. Mayor fuerza

El combustible diésel tiene más fuerza en términos de energía por unidad de peso que la gasolina. Por lo tanto, aunque a menudo cuesta más que la gasolina, contiene más energía potencial y, en consecuencia, se requiere menos diésel que gasolina para lograr la misma cantidad de trabajo (en este caso, de distancia de manejo).

8. Mayor torsión

El diésel es ideal para mover cargas más pesadas ya que proporciona mayor torque. Esta condición repercute en una menor aceleración. Esa es una de las razones por la que no se ven muchos autos deportivos con esta motorización bajo el cofre.

9. Consumo

Los motores de gasolina tienen una mecánica más sencilla que los diésel. Vibran y suenan menos, son más fiables y suelen ser más baratos. En contraparte, su consumo es superior. Un motor diésel, frente a uno de gasolina con potencia similar, consume entre un 15 y un 20% menos, gracias a su sistema de inyección (más eficiente).

camiones-d8f2a65b8f757bb3087e9e95a07cd722.jpg

10. Cuidados

Los diésel requieren de poco cuidado. En general, estos motores tienden a durar más que uno a gasolina en términos de la cantidad de tiempo o kilometraje antes de que necesite una revisión mayor, por lo que las facturas de reparación son más pequeñas y más espaciadas en el tiempo. Solían ser muy pesados, pero actualmente son casi tan ligeros como los motores de gasolina.

11. Uso recomendado

Además de la preferencia obvia en vehículos pesados y de carga, se suele decir que si realizas más de 20.000 km/año te interesa un diésel, ya que su bajo consumo te permitirá amortizar en unos tres o cuatro años la diferencia de costo frente a uno de gasolina. Desde luego, esta cifra dependerá de tus hábitos de manejo.

12. Uso no recomendado

Los trayectos cortos y bajas temperaturas afectan más a los motores diésel. Se trata de motores más robustos, que consumen menos, tienen un mejor rendimiento térmico (pierden menos calor) y tardan más en calentarse. Si vas a usar mucho el coche en invierno o tus trayectos suelen ser breves, deberías elegir motor de gasolina.

mantenimiento-dd90f7e8abbda9e8cb3197720b6b4ddb.jpg

13. Tecnología limpia

La tecnología ha avanzado y ha hecho estos motores más limpios que nunca. Además, muchos autos diésel ahora usan un aditivo llamado DEF. Se trata de un aditivo líquido que se mantiene en un pequeño tanque y que se utiliza para que su escape sea más limpio. También la contaminación acústica (a menudo asociada con los modelos antiguos), ha desaparecido junto con esas lejanas nubes de humo negro que iban dejando tras de sí.

14. Gases contaminantes

El diésel, al quemarse, libera menos gases de efecto de invernadero, sin embargo produce más azufre y dióxido de nitrógeno, lo que contribuye a la lluvia ácida y daña las vías respiratorias.

15. Valor de reventa

Se cotizan mejor los vehículos usados a diésel que los de gasolina.

venta-3eb862a3eaad5f16a175ab5d60a69da7.jpg

Escándalos como el "Diesel Gate", así como el objetivo que se han planteado las autoridades en regulación medioambiental, hacen pensar que el diésel tiene sus días contados. Ya algunas marcas están dejando de apostar por este combustible o lo han relegado a contados modelos. Por otro lado están las restricciones en las grandes ciudades, que afectan tanto a gasolina como a diésel, pero que suelen ser más estrictas con el segundo grupo. En un futuro se podría llegar a prohibir el uso de cualquier tipo de combustibles fósiles, pero eso sucedería probablemente a largo plazo.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo