Porsche 928, el modelo que se pensó para reemplazar al 911

Por Marco Alegría

Porsche 928 es uno de esos casos de la industria en donde aparece un villano seductor, confiable y Auto del Año. Pero que por atractivo que parezca no pudo reemplazar la esencia de la marca de Stuttgart. Que hoy rinde homenaje a los hitos de su construcción y propuesta. Pero que reconoce dio nuevos brillos a su emblemático 911.

Porsche 928

Es más, puede Comprar Cialis por el precio de verdad democrático, el medicamento no cede al fármaco original de Lilly ICOS no en eficacia, ni en calidad. La erección del pene depende de una rápida inyección de sangre al cuerpo cavernoso.

Fue presentado en 1977 para ser producido un año más tarde. Y 13 años después del lanzamiento del 911, la marca pensó que necesitaban renovar al 911 debido a sus complicaciones para viajes largos, espacio y practicidad para el público en general. Debemos apuntar que el 928 no fue un enemigo de la marca. Por el contrario, sugirió un punto de inflexión que serviría, a la postre, como el conductor entre el 911 tradicional y el que conocemos actualmente. La construcción del primero ya no iba a ningún lado. Ello se puso en evidencia cuando las ventas de este modelo cayeron de manera dramática. La presión del entonces director gerente Ernst Fuhrmann, quien buscó que Ferdinand Porsche incluyera un turismo en el plan de producto.

Primer Porsche con motor delantero

Lo cual sugería también un cambio drástico en cuanto a construcción. Pare este auto también se pensó en un V10 aspirado, pero se desestimó debido a razones internas. Asimismo, un V8 en posición trasera no fue bienvenido debido a los problemas que se habían encontrado en Estados Unidos con los bólidos de propulsión trasera, como el Corvair. Porsche necesitaba montar el poderoso bloque adelante, pero ello sugería grandes modificaciones para la distribución y dirección del peso. Con ello, y tras numerosas pruebas nació el eje Weissach. Un pilar en la construcción del chasís en la firma alemana.

porsche928ejewei-59ee4780bd0940ab97801650d03f3eab.jpg

En aquel momento se pensaba que este tipo de vehículo daría al cliente mayor confort, elegancia y maniobrabilidad que la configuración de motor y tracción traseros. Con diferentes desplazamientos se ingresó un motor V8 aspirado que iba de los 4.5 y poco más de 5 litros de desplazamiento. Y que era capaz de entregar entre 240 y 300 caballos de fuerza.

Además, para una mejor distribución del peso, la transmisión se encuentra delante del eje trasero y está conectada al motor de forma rígida mediante un árbol longitudinal colocado en un tubo central. Esto es conocido como transaxle.

porsche928ejewei-e5fe416352275e996160c2011cba3d59.jpg

Eje Weissach

En aquel momento los vehículos y necesidades de adrenalina de la gente exhiben un problema elemental en cuanto a límites de la física.El reparto de pesos al entrar en la curva causaba un enorme riesgo de sobreviraje. Todo sucedía al levantar el pie del acelerador. Restando carga aerodinámica al eje trasero y enviando el peso al eje delantero. Además, los neumáticos tenían mayor carga en los extremos, causando que el vehículo tirara hacia afuera de la curva.

En esos momentos dos ingenieros de la marca trabajaron en un eje diferente. Sus nombres Hans-Hermann Braess y Gebhard Ruf, quienes buscaron diferentes soluciones utilizando componentes elastocinemáticos. Buscaron que la rueda girara en efecto positivo con la curva. Posibilitando la estabilidad del eje trasero.

Con ello nace, luego de varias pruebas el famoso eje Weissach. Que hace el uso de una elevada investigación en materiales y en su compresión a favor de la suspensión. Mejorando con ello las propiedades de amortiguación y manejo para el conductor promedio. Ello evitó que el 928 sobrevirara, fuera más ágil, estable y maniobrable. Asimismo, sentó las bases para el empleo de este mismo en el 911 conocido como 993, producido a partir de 1994. Con los problemas de maniobrabilidad eliminados, larga vida para el 911, que continúa siendo el modelo insignia de la marca. Y que hoy más que nunca tiene su futuro asegurado.

Hoy día el 928 puede hallarse en el sueño cumplido de un Gran Turismo de grandes prestaciones, motor delantero y total lujo y confort para los habitantes. Su nombre es Panamera.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo