logo
 /
AutosRPM 29/11/2018

Salva al planeta haciendo home office y ahorra casi 960 millones de horas en el tránsito

La contaminación es un problema que nos atañe a todos. Y no sólo porque generamos montones de basura y emisiones de CO2  al usar nuestro auto. Sino porque lentamente nos está afectando en nuestra salud.

Esto ha ido creciendo con el paso del tiempo, lo que ha generado soluciones por la parte del gobierno. Como EcoBici, el Hoy No Circula y las nuevas leyes que se han generado para reducir el impacto ambiental en nuestro planeta. Es más, la industria automotriz también ha respondido con automóviles eléctricos  e híbridos. Además, de desarrollar motores de combustión más eficientes, que reducen el número de emisiones. Sin embargo, estas acciones no han sido suficientes para reducir la huella de carbono que está impulsando el calentamiento global.

La contaminación y el tráfico nos están matando lentamente, la solución: el home office

Es más, si hacemos un pequeño “recuento de los daños”. Según la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema), en los últimos 4 años creció un 36.6% el uso de gasolina por habitante. Además, el tráfico vehicular no ayuda en lo más mínimo. Pues los automovilistas ocupan un 66% más de tiempo atorados en en el tránsito en cualquier momento del día. Lo que provoca estrés, representando una baja en su productividad y un desbalance en su vida familiar al no tener tiempo con su familia y amigos.

Además, un estudio realizado por Regus, proveedor líder a nivel mundial de espacios de trabajo. Analizó el impacto socioeconómico del trabajo flexible en 16 países. Revelando que el home office podría ayudar significativamente a reducir el dióxido de carbono, en las principales ciudades que sufren te un alto tráfico vehicular. Reduciendo 214 millones de toneladas de CO2 al año para el 2030. Equivalente a la cantidad de carbono que absorberían 5.5 mil millones de árboles en un lapso de 10 años.

El país que experimentará el ahorro de emisiones de carbono anual más grande para el 2030 es Estados Unidos. Pues los trabajadores que hacen home office están ahorrando casi 960 millones de horas en transporte a su trabajo. Este tiempo ahorrado se traduce en más de 100 millones de toneladas de CO2.

“Con un medio ambiente en crisis, ofrecer una forma de trabajo flexible o la opción de hacer home office no solo es algo urgente a nivel personal y empresarial. Sino algo que también beneficiaría al planeta”, asegura Mónica Sansores – VP de Regus en México.