Conoce qué es el manejo a la defensiva y por qué puede salvar tu vida

Por Jessie Espinosa

Un conductor experimentado siempre aconsejará "en tu manejo debes pensar mal y anticiparte a los errores de los demás".

Esto está lejos de ser un pensamiento pesimista. Por el contrario, es una característica esencial que todo conductor experimentado tiene.

A este tipo de manejo se le llama "Manejo a la Defensiva". Se basa en estar siempre alerta de los errores que puedan cometer los otros automovilistas, así como estar preparado para actuar.

Para llevarlo a cabo, es necesario conducir con la atención puesta en todos los movimientos y acontecimientos de los alrededores.

carfiatpuntodriv-9d623499a5603501fbe5091b0f0b2885.jpg

José Luis Gutiérrez ‘Guáguaro’, piloto de Renault México, aconseja:

"Deja una distancia prudente al automóvil de adelante y considera los coches de adelante, atrás y a los lados durante todo el camino.

Por ejemplo, si dos coches adelante frenan de pronto, tienes que saber si puedes cambiar de carril o si debes frenar también en caso de que venga alguien a tu lado."

En otras palabras, este tipo de manejo se basa en la anticipación, lo cual puede reducir significativamente los accidentes viales.

Por otro lado, es importante aclarar que el manejo a la defensiva está lejos de tener relación alguna con la agresión a otros automovilistas.

Reglas para aplicar el manejo a la defensiva

 

La Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía explica en un documento sencillo cómo aplicar este tipo de conducción:

– Ve siempre hacia adelante.

Anticípate a los acontecimientos.

– Piensa que los demás pueden hacer algo indebido.

No agredas a los demás, ni por provocación ni por venganza; esto te puede salvar  la vida.

– Anticípate a la reacción de los peatones, principalmente en las escuelas (los niños no miden el peligro), hospitales, etc.

490859236393869d-c130066e33d597083ca6bbc11aa31894.jpg

– El conductor —en todo momento—se mostrará desconfiado de todos los elementos que se encuentran en el camino.

La regla de oro: Cuando algún imprevisto lo trate de sorprender, debe de tener un plan de acción para maniobrar y controlar la situación.

– Debe adquirir los conocimientos básicos relacionados con los lineamientos que regulan y controlan el tránsito de vehículos y personas, además de saber cuándo y dónde deberán aplicarse.

Como podemos ver, este tipo de manejo sólo puede aplicarse con la atención totalmente puesta en el camino.

A su vez, es indispensable tener toda la información a la mano, por lo que es indispensable conocer el reglamento.

Conclusión, ¡guarda el celular y enfócate en tu conducción!

Continúa con:

Cómo ahorrar y evitar gastar de más en tu auto este 2019

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo