¡Cuida a tus hijos! Estos son los accidentes de tránsito en zonas escolares

Por Jessie Espinosa

Los accidentes escolares son más comunes de lo que pensamos. Estos no sólo se originan dentro de las escuelas: también incluyen los accidentes en los trayectos de ida y regreso de la escuela, así como en las entradas y salidas de los alumnos.

En México, casi treinta mil alumnos sufren una lesión cada año por accidentes escolares en total. ¿Los más afectados? Niños de seis a doce años.

Sin embargo, un porcentaje de estos accidentes corresponden al complicado tránsito que se da día con día en la entrada y salida de las escuelas.

transporteescola-214c162e0b15707922880866301a6579.jpg

¿A qué riesgos vehiculares están más expuestos los niños?

Diversos estudios en Estados Unidos han investigado este fenómeno, lo cual nos ayuda a identificarlo con mayor claridad.

En dicho país, también las cifras rondan en los 25 mil lesionados al año, según la Junta de Investigación del Transporte.

Sin embargo, las muertes ocasionadas en los trayectos hacia la escuela, incluyendo el caminar, ascienden a los 100 niños.

¿Los más afectados? Las muertes de niños mayores de doce años por esta causa ha aumentado.

De la misma manera, solo uno de cada cinco accidentes en zonas escolares en total corresponde a niños, siendo los adultos quienes corren más peligro.

celularmanejar-45508606e929bc17129a3c9d8117a005.jpg

La distracción: el mayor riesgo

El que los niños mayores corran mayor riesgo que los más jóvenes se debe en gran medida a que estos se distraen cada vez más con los celulares y los aparatos electrónicos.

El no mirar hacia los lados al cruzar la calle y el no estar totalmente atento en su caminar ocasiona que 1 de cada 4 estudiantes de secundaria caminen distraídos.

No caminar por el cruce marcado

Otra problemática identificada ha sido que los niños no caminan por el área designada de cruce. Este número se eleva hasta el 80% de los estudiantes.

A su vez, es indispensable seguir las indicaciones de los agentes de tránsito designados para orientar el tránsito de peatones y vehículos.

Padres: el mal ejemplo

Uno de los grandes problemas es que el comportamiento de los padres está lejos de ser ejemplar.

Para empezar, estos prefieren dejar a los niños en zonas de menos tráfico, en lugar de zonas designadas de entrega.

Esto ocasiona que los niños tengan que caminar a través de los autos, lo que aumenta el riesgo de incidentes.

woman4883271280c-35fb7e886703e82285ef763203cd8a24.jpg

Uso de celulares en conductores

A su vez, los conductores, incluyendo los padres de familia, conducen con el celular en la mano.

Esto tiene dos consecuencias perjudiciales: el mal ejemplo a los niños, quienes transitarán de forma distraída, y el no identificar a un niño que cruzó la calle.

Uso de auriculares

Cada vez es más común que niños y jóvenes escuchen música al caminar. Sin embargo, esto limita su capacidad de percepción y reacción.

Es indispensable que se exhorte a los niños a guardar los audífonos cuando se encuentren en la calle por los múltiples peligros que no serán capaces de identificar si los usan.

watercarraindriv-236908dedf841d7a697805e3926f3f4d.jpg

Exceso de velocidad

Aunque no lo creas, el no respetar el límite de velocidad sigue siendo un problema en las zonas escolares.

En México, el Reglamento de Tránsito de la CDMX establece que en zonas escolares, de hospitales, de asilos, de albergues y casas hogar, la velocidad máxima corresponde a 20 kilómetros por hora.

Ahora ya lo sabes, ¡cuida a tus hijos y predica con el ejemplo!

Continúa con:

¿A qué velocidad un golpe de auto puede ser fatal para un peatón?

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo