¿Es buena idea que un papá le enseñe a su hijo a manejar?

Por Jessie Espinosa

Seamos honestos: en la mayoría de los casos, son los padres quienes le enseñan a manejar a sus hijos. Sin embargo, ¿es buena idea que sea específicamente el papá el que lo haga?

Sí y no. Generalmente, hay dos tipos de padres: los que son impacientes y autoritarios, y los que son tranquilos y tolerantes.

Si bien técnicamente es lo mismo enseñarle a una mujer que a un hombre, por lo general, los padres no se comunican igual con uno que con otro.

padrehijoensencc-7d23d3ca02faf25686370583c0cd778a.jpg

Es probable que con el hijo varón se expresen con groserías e insultos y sean más exigentes. Con la mujer, serán un poco más tolerantes.

Uno de los problemas de la enseñanza en casa es de que dejan pasar aspectos de suma relevancia a lo largo del camino.

Finalmente, basta con salir a la calle para percatarse de que no hay conductores muy hábiles que digamos, ¿cierto?

Si el papá es un apasionado del mundo automotor o es conductor de profesión, es probable que le pueda enseñar a su hijo o hija consejos técnicos de suma relevancia, como: frenar con motor, tomar correctamente las curvas, agarrar el volante, manejo a la defensiva, etc.

Mejor aún, le puede explicar qué es tracción trasera, delantera o a las cuatro ruedas e incluso qué capacidades puede esperar de un vehículo determinado.

Sin embargo, la realidad de las cosas es que estos casos son excepcionales, lo que nos lleva al siguiente punto.

En realidad, el hijo viene aprendiendo de su papá desde mucho antes de sus clases: ha observado su conducta al volante a lo largo de toda su vida.

De esta manera, el hijo ha observado cómo su padre se ha comportado en las vialidades en el día a día: si guarda su distancia, si se le cierra a otros automovilistas, si se pasa el alto, se da mordidas, si se engancha en peleas con otros conductores, si conduce mientras habla por el celular o manda mensajes de texto, etc.

Si el papá no tiene buenas bases de dónde partir, es poco probable que pueda formar a un buen conductor.

grabarpeleas-855a72363f9b8ffe0f2d1b16615501e2.jpg

Para responder a la pregunta de si es buena idea que sea el papá quien dé las clases de manejo, es necesario reconocer primero si el papá es un conductor ejemplar.

Si bien es recomendable asistir a escuelas de manejo, esto puede ser económicamente poco viable.

Sin embargo, la ventaja indudablemente es que el hijo o hija tendrá una perspectiva diferente a la que ha crecido toda su vida.

Esto le permite interrogarse ciertas conductas que puede tener su papá y que no necesariamente son las más adecuadas.

adolescentesmane-70f3fc719d30d09c6ec39f8fee1e0460.jpg

Cómo debe un papá enseñarle a su hijo a manejar

 

Como hemos visto en los videos, el común denominador es la impaciencia y la poca tolerancia al error.

Por ello, si un papá decide enseñarle a su hijo o hija a conducir, debe tener en mente lo siguiente:

– Debe ponerse en el rol de profesor y no de padre.

– Es importante empezar desde cero: con peras y manzanas explicar (quizá más de una vez) cosas que quizá a él le parecen obvias.

hijoregalaapapac-ff3c2f6e79351cd2e0eba1a15c0d76fb.jpg

– Además de enseñar a conducir desde el punto de vista operativo, debe profundizar en la técnica y cómo reaccionar ante situaciones de riesgo.

– Debe tener en mente que probablemente su hijo o hija no conoce el significado de los señalamientos, por lo que es indispensable contar con un apoyo teórico que complemente lo práctico.

– No debe, bajo ninguna circunstancia, exponerlo a una situación para la que aún no está listo.

¿Qué opinas? ¿Cuál fue tu experiencia?

Continúa con:

Por qué debes hacer el cambio de propietario urgentemente cuando vendes tu auto

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo