logo
 /
AutosRPM 19/06/2019

8. Los fluidos del auto: Líquido para la transmisión robotizada

En la octava entrega de esta serie sobre los fluidos del automóvil, el líquido para la transmisión robotizada, te contamos sobre sus características.

La transmisión es un elaborado sistema que se encarga de conducir la potencia desde el cigüeñal hasta las ruedas motrices.

Las hay de diferentes tipos y configuraciones, en función de la posición del motor (delantero, central o trasero; longitudinal o transversal), la ubicación de la tracción (delantera, trasera o integral) y la tecnología implementada (manualautomática, robotizada, CVT, o caja reductora -en el caso de los eléctricos-), así como sus variantes (tiptronic y doble embrague).

Actualmente, sus componentes ofrecen lubricación, sellado, estabilidad térmica, previenen la oxidación y el desgaste.

Transmisión robotizada, automatizada o secuencial

A simple vista, podría parecer una caja automática ya que no tiene clutch y la palanca tiene posiciones de manejo como las de un vehículo Tiptronic (semiautomático secuencial). Internamente funciona como un vehículo manual, sólo que el embrague y la elección de marchas las determinan múltiples sensores que actúan mediante dispositivos electrónicos, electromecánicos o electrohidráulicos.

Existen sistemas húmedos y secos (bañados o no bañados en aceite). El aceite de la caja robotizada sirve para lubricar, refrigerar y dar presión a las levas (hidráulicas o neumáticas). Debemos consultar nuestro manual para conocer el tipo de sistema y fluido, así como la clase de mantenimiento y su periodicidad.

Existen avanzadas variantes de este sistema que incorporan doble embrague (DCT, por sus siglas en inglés), permitiendo mantener preparadas las marchas (pares e impares) para una mayor eficiencia.