Cuida los neumáticos de tu vehículo con estos sencillos consejos

Los neumáticos son elementos primordiales para poder avanzar o detener el vehículo de manera eficiente, cómoda y segura, por eso, debemos cuidarlos mejor.

Por Octavio León Urrutia

Lo hemos dicho anteriormente y no nos cansaremos de decirlo: tener en buen estado los neumáticos de nuestro auto es sumamente importante, ya que son el único elemento que se encuentra en contacto permanente con el asfalto.

Nuestra seguridad depende en gran medida de que las llantas se encuentren en buen estado, por lo que debemos revisar continuamente la presión y el desgaste, así como tener presente su fecha de caducidad y el kilometraje recorrido.

Pero no debemos limitar el cuidado de los neumáticos a la corrección de problemas. Con estos sencillos consejos, podemos contribuir a que la rodadura de nuestro auto se conserve en mejores condiciones por mayor tiempo.

Mopar 4x4 Mopar 4X4

Condiciones ambientales

Los compuestos con los que están fabricados los neumáticos se adaptan mejor a ciertas temperaturas y condiciones como la lluvia, la nieve o el lodo.

Elegir la llanta adecuada depende en gran medida del uso que vas a darle, por lo que debes considerar las superficies por las cuales vas a circular, ayudándote a tener un correcto desplazamiento de agua, hielo y tierra, mejorando la adherencia y, en consecuencia, mayor tracción, estabilidad y control de la dirección.

Cuando los neumáticos se inflan con aire, puede variar la presión por la temperatura (climática o provocada por la rodadura) o por aire que se escapa, lo que no sucede cuando se inflan los neumáticos con nitrógeno. Las llantas infladas con presión excesiva o insuficiente para la carga del vehículo, provoca desgaste temprano e irregular en los neumáticos, acelerando su degradación.

Lluvia lluvia-Internet

Alineación y balanceo

Si nuestros neumáticos no ruedan con el ángulo y balance adecuados, se están propiciando condiciones anormales que terminarán forzando el desplazamiento del vehículo, lo que se traduce no sólo en desgaste prematuro de la llanta, sino en un mayor consumo de combustible y el respectivo incremento en las emisiones contaminantes.

De no realizar estos ajustes, se puede reducir hasta en un 20% la vida útil de los neumáticos, mientras que un error de sólo 2.5 en el ajuste de un eje puede incrementar el consumo de combustible en un 16%.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo