Tres virtudes que las mujeres suelen tener al conducir y los hombres no

Si bien los hombres presumen ser mejores al volantes, hay virtudes que tienen las mujeres que derrocan cualquier habilidad

Por Jessie Espinosa

Seamos honestos, la conducción y la pasión por los autos ha sido históricamente un área dominada por los hombres.

Si bien actualmente ya no es así, seguimos viendo que son más los hombres los que conducen en las calles.

¿Se te hace familiar que el hombre de la familia o la pareja masculina se ofrezca para ser el conductor designado?

¿Y qué tal el que los hombres se pongan nerviosos cuando una mujer está a cargo del trayecto?

Esto sigue pasando hoy en día, y si bien es cierto que hay hombres que son muy hábiles al volante, hay virtudes que tienen las mujeres que terminan siendo más importantes.

mujeres

Al final, la calle no es una pista de carrera, la autopista no es el Infierno Verde y la convivencia con otras personas se torna elemental.

No por nada, los hombres son responsables de más del 80% de los accidentes de auto.

Si bien la testosterona los hace tomar más riesgos, hoy por hoy este argumento no puede seguir siendo un pretexto para conducir agresiva y precipitadamente.

A continuación, vamos a ver tres cosas que las mujeres suelen tener a favor (y los hombres no), lo cual las hace mejores conductoras de forma general.

Cabe aclarar, que como en todo, no se puede generalizar. Hay hombres que manejan con mucha prudencia, ¡y todo lo contrario!

mujeres

Prudencia: son más precavidas y menos temerarias

Las mujeres son menos impulsivas que los hombres. Toman menos riesgos, prefieren guardar más su distancia con el auto de enfrente y conducen a menor velocidad.

Se enganchan menos en rivalidades con otros automovilistas (no quiere decir que no se enojen o se peleen, simplemente no buscan vengarse "cerrándose" de regreso).

Si bien sus defectos pueden deberse más a distracción y a falta de práctica, no es como muchos conductores masculinos, que se aventajan deliberadamente.

Están libres de presiones de género

Un hombre generalmente sufre más presiones de otros hombres con respecto a su forma de manejar. Es cultural.

No por nada, los hombres adolescentes tienden a manejar más rápido y accidentarse cuando conducen con sus amigos masculinos en el auto.

Si bien a muchas mujeres les puede faltar cierta "pericia", eso se puede adquirir con la práctica. De lo contrario, los hombres no pueden quitarse tan fácilmente sus presiones de grupo.

mujeres

Empáticas: son más protectoras

Es común que, cuando la mujer está a volante y hay más pasajeros, le destina el doble de atención a su manejo y busca ser más ciudadosa.

A su vez, tiene cuidado de no conducir precipitadamente, no arriesgarse en maniobras peligrosas y conducir más calmadamente.

Esto no sucede así a la inversa de forma tan general. Si bien hay hombres que moderan mucho su forma de conducir cuando está su pareja o familiares, hay un alto porcentaje que no lo hace.

Por el contrario, continúan su forma errática de conducir, y siguen peleándose y enganchándose con otros aunque esto represente un peligro para todos a bordo.

Como decíamos en un inicio, "no son todos los que están ni están todos los que son". Sin embargo, sí hay factores culturales que han afectado nuestra forma de conducir dependiendo el género.

¿Qué opinas?

Continúa con:

¿Cuál fue el primer auto que compraste con tu dinero y cómo fue la experiencia?

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo