Movilidad

¿Por qué los automovilistas deben cuidar más a los peatones?

Estas son las razones por las que los automovilistas tienen una gran responsabilidad

peatones

Con el paso de los años, ha habido más conciencia con respecto al derecho de los peatones. Sin embargo, falta un largo camino por recorrer. Aunque en muchas ocasiones los peatones son quienes realizan cruces peligrosos, los automovilistas deben prever todo este tipo de situaciones.

En especial, hay tres datos que dejan claro por qué los automovilistas deben elevar precauciones para evitar accidentes a peatones.

1. Accidentes en zonas escolares

En México, casi treinta mil alumnos sufren una lesión cada año por accidentes escolares en total. Los más afectados son niños de seis a doce años. Sin embargo, un porcentaje de estos accidentes corresponden al complicado tránsito de la entrada y salida de las escuelas.

Para comprenderlo mejor, diversos estudios en Estados Unidos han investigado este fenómeno de los accidentes escolares. Para empezar, las muertes de niños mayores de doce años por esta causa ha aumentado.

Un alarmante 80% de los estudiantes  no caminan por el área designada de cruce. A su vez, 1 de cada 4 estudiantes de secundaria caminan distraídos. Es decir, no miran hacia los lados al cruzar la calle.

A pesar de ello, sólo uno de cada cinco accidentes en zonas escolares corresponde a niños, siendo los adultos quienes corren más peligro. Es indispensable recordar que, en cualquier calle o avenida, siempre puede cruzarse un niño sin previo aviso.

2. Autos más grandes, más cuidado

Un informe de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) de 2015 encontró que los peatones son dos o tres veces «más propensos a sufrir una fatalidad cuando son golpeados por un SUV o camioneta que cuando son atropellados por un automóvil de pasajeros».

¿Por qué? Los reguladores de seguridad en dicho país identificaron que esto se debe al perfil frontal más alto en estos vehículos. No es lo mismo un golpe en la rodilla que en la cintura o en la cabeza en el caso de los niños. También, se deben evitar las altas velocidades relacionadas a motores más potentes.

3. Saber qué hacer cuando no hay cruces peatonales

El Reglamento de Tránsito del Estado de México es muy específico al respecto.

– En los cruceros o zonas marcadas para el paso de peatones, donde no haya semáforos ni agentes de tránsito que regulen la circulación, los conductores harán alto para ceder el paso a los peatones que se encuentren en el arroyo.

– En vías de doble circulación, donde no haya refugio central para peatones, también deberán ceder el paso a aquellos que se aproximen provenientes de la parte de la superficie de rodamiento correspondiente al sentido opuesto.

¿Cuál ha sido tu experiencia?

Continúa con:

¿Por qué es común que los padres olviden a sus hijos en el auto?

Tags

Lo Último


Te recomendamos