logo
 /
Actualidad 30/06/2021

Descubre cuál es tu límite máximo de velocidad al manejar

Podrías estar manejando más rápido de lo que estás capacitado

Seguramente, has estado en una plática donde comparten a cuánto es lo más rápido que han conducido. Como te habrás percatado, la percepción de la velocidad es muy diferente de una persona a otra.

Mientras que para alguien 150 km/h puede ser muy rápido, para otra persona ésa es su conducción habitual. ¿Quién de los dos está acertado? ¿cómo saber si estás respetando tus propios límites de velocidad o los estás sobrepasando?

¿Qué factores debes considerar antes de conducir a una velocidad determinada? A continuación, indagaremos en estos puntos.

¿El auto importa?

No es lo mismo un auto que a 140 km/h se ponga sumamente nervioso y sea muy poco estable en curvas, que un vehículo en el que no sientas la velocidad.

Generalmente, en vehículos con mayores prestaciones y motores más potentes, la velocidad de 180 km/h puede parecer segura y totalmente controlable. Esto ocasiona que conductores que manejan vehículos con mayor equipamiento de seguridad asuman más riesgos.

Si bien gran parte del costo en un auto de lujo es para obtener mayores beneficios por las innovadoras tecnologías de seguridad, al final 200 km/h son 200 km/h.

velocidad

Finalmente, entre más alta sea la velocidad, menor tu tiempo de reacción. El vehículo jamás podrá protegerte de una cosa: el tiempo con el que cuentes para tomar la mejor decisión ante un imprevisto.

Esto es algo que recae 100% en el conductor al manejar a una velocidad determinada. A pesar de ello, es indispensable conocer a fondo qué ofrece el vehículo en materia de seguridad y asistencias.

Con algunos autos bastará con un movimiento en falso para colearse o salirse de una curva, mientras que con otros, la tracción a las cuatro ruedas evitará que esto suceda.

velocidad
data-shortcode=”3-793726

Todo cuenta

Para descubrir cuál es tu propio límite de velocidad, es necesario contemplar diversos factores: los límites y prestaciones del auto que conduces, tu capacidad y habilidad como conductor y los factores externos fuera de tu control.

Aunque tu capacidad como conductor sea muy buena, esto no evitará el tenerte que enfrentar a imprevistos externos. Por supuesto, si tu habilidad y capacitación es alta, sabrás qué hacer y qué no hacer para salvarte la vida. Por ejemplo, cómo controlar la dirección, cómo mantener la estabilidad en lluvia, manejo preventivo, etc.

velocidad

Sin embargo, si te gusta la velocidad, pero no tienes el conocimiento de cómo reaccionar, estarás en desventaja y las altas velocidades son un riesgo mayor. Es por ello que es indispensable utilizar el miedo como una alerta de supervivencia.

Si sientes que no puedes controlar el auto o te invade la adrenalina, lo mejor es reducir la velocidad. Finalmente, los pilotos profesionales están entrenados para mantener el temple y el ritmo cardiaco adecuado y así disminuir el riesgo de errores.

Para finalizar, es importante recalcar que, aunque la capacidad y percepción de velocidad sea subjetiva, los límites de velocidad legales establecidos garantizan la disminución de riesgos.

Y tú, ¿qué tan rápido manejas?

Continúa con:

¿Por qué se eliminó la vuelta continua con semáforo en rojo?

Síguenos en Twitter.