Babic y Dokmanovic, los otros dos "criminales de guerra" que se suicidaron bajo custodia del Tribunal de La Haya para la ex-Yugoslavia como hizo Slobodan Praljak

El suicidio en plena audiencia del general bosniocroata Slobodan Praljak causó estupor en todo el mundo, pero no era el primero de los reos de la corte internacional establecida para juzgar los crímenes en la antigua Yugoslavia que se quitaba la vida.

Por BBC Mundo
Babic y Dokmanovic, los otros dos "criminales de guerra" que se suicidaron bajo custodia del Tribunal de La Haya para la ex-Yugoslavia como hizo Slobodan Praljak

El suicidio en plena lectura de su condena como criminal de guerra del general bosnio croata Slobodan Praljak causó conmoción mundial.

Pero el suyo no es el primer caso de presos que se quitan la vida bajo custodia de la corte internacional establecida en La Haya por la ONU para enjuiciar las graves violaciones contra la humanidad cometidas en las guerras de la antigua Yugoslavia.

Como hicieran muchos de los jerarcas nazis juzgados en Nuremberg al concluir la Segunda Guerra Mundial, dos de los condenados por sus crímenes en el conflicto de los Balcanes prefirieron la muerte al precio del castigo por los delitos de los que se les culpó.

Fueron Milan Babic y Slavko Dokmanovic.

Milan Babic

Condenado en 2004 a 13 años de prisión por "crímenes de guerra" y "contra la humanidad", Babic fue el presidente de la autoproclamada República Serbia de Krajina, entidad creada por los serbios de Croacia para no quedar bajo control de la Croacia independiente.

99008509gettyimages2763335-ccd2da9ebe8aa35a950e6fcd423d673a.jpg Milan Babic (d) fue el líder de los serbocroatas que se opusieron a ser absorbidos por el nuevo estado croata. / Getty Images

Entre 1991 y 1995, las fuerzas croatas libraron una guerra contra el Ejército yugoslavo, controlado por la mayoría serbia en Belgrado que terminaría con el surgimiento de la Croacia independiente.

En aquellos años, Babic fue el líder de los serbocroatas que se opusieron a ser absorbidos por el nuevo estado croata.

Las fuerzas serbocroatas se enfrentaron a las del presidente croata Franjo Tudjman y lograron hacerse con el control de una parte importante del territorio, especialmente en la región meridional de Dalmacia.

Según la sentencia que le condenó en La Haya, Babic fue parte del plan político y militar para eliminar a toda la población no serbia de las zonas que controlaban.

99008506gettyimages57145535-5b54b58758b0d66f19e10cc58f5d666d.jpg Familiares de Babic, en su funeral en Belgrado en 2006. / AFP

Desde la cárcel en la que se le encerró, Babic expresó su "vergüenza y arrepentimiento".

Babic fue el primero de los encausados croatas en admitir su culpabilidad ante el Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia (TPIY).

Diversas informaciones publicadas entonces aseguraron que Babic alcanzó un acuerdo con los fiscales para que su testimonio sirviera para inculpar al expresidente serbio Slobodan Milosevic, al que se consideraba el máximo responsable de las atrocidades cometidas en la guerra.

El 5 de marzo de 2006, Babic apareció ahorcado en su celda de La Haya.

La investigación concluyó que se había suicidado.

Slavko Dokmanovic

Slavko Dokmanovic era el alcalde de la ciudad croata de Vukovar cuando, a finales de 1991, las fuerzas serbias la sitiaron durante tres meses.

Al serbocroata Dokmanovic se le procesó en La Haya por la conocida como masacre de Vukovar, que tuvo lugar en aquellas sangrientas jornadas.

99008502gettyimages882715780-3918ba7302c8d4e7512500d258f6957a.jpg Slavko Dokmanovic (i), en una de sus comparecencias ante los jueces en La Haya. / AFP

La ciudad se convirtió en símbolo de sus excesos de las fuerzas serbias durante la guerra.

Cuando la caída de la ciudad en manos de las fuerzas leales a Belgrado parecía inevitable, centenares de residentes buscaron refugio en el hospital local, en espera de una evacuación que nunca se produjo.

Más de doscientas personas fueron desalojadas y ejecutadas después por milicianos serbios, una matanza en la que, según la acusación que pesaba sobre él, Dokmanovic tuvo un papel principal.

Capturado en 1997, por las fuerzas de paz de Naciones Unidas, Dokmanovic negó su culpabilidad en el juicio en La Haya.

99008659gettyimages71245595-a6cfd0107b1db92001da35dfb323454e.jpg Un hombre, a la entrada de la Corte Penal Internacional de La Haya. / AFP

Su muerte llegó cuando se esperaba que se conociera la sentencia.

El 29 de junio de 1998 apareció ahorcado en su celda.

Una investigación posterior confirmó la hipótesis del suicidio.

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo