5 destinos turísticos amenazados por el exceso de visitantes (y dos están en Latinoamérica)

Son sitios turísticos de belleza sublime que se han convertido en víctimas de su propio éxito. Te contamos por qué se volvieron tan populares y qué están haciendo las autoridades para protegerlos.

Por BBC Mundo

En semanas recientes, las autoridades de Tailandia y Filipinas se vieron obligadas a cerrar una serie de destinos turísticos populares por el daño causado por el exceso de visitantes.

Aunque los beneficios económicos son muchos, algunos sitios acaban siendo víctimas de su propio éxito, y corren el riesgo de que la llegada masiva de visitantes acabe arruinando justamente el paisaje que la gente quiere ver.

Te contamos cuáles son algunos de los sitios que están en peligro y qué están haciendo las autoridades para minimizar los daños.

1 – Bahía Maya, Tailandia

100895588gettyimages144326753-13d8f908045aa970b7dc341042bcc79d.jpg La Bahía Maya se hizo famosa por la película "The Beach", protagonizada por Leonardo DiCaprio. / Getty Images

En marzo de este año, las autoridades tailandesas anunciaron el cierre de la Bahía Maya, cuyas playas de arena blanca y aguas cristalinas se hicieron famosas por la película "The Beach", protagonizada por Leonardo DiCaprio.

Desde que se estrenó el film en el año 2000, la bahía recibe entre 4.000 y 5.000 turistas al día.

Según expertos, el 77% de sus corales corre serios peligros por el daño provocado por las anclas de los botes que transportan turistas.

Cuando se vuelva a permitir el ingreso de turistas, las autoridades solo dejarán que ingrese un máximo de 2.000 personas por día y se restringirá el paso de botes por las aguas poco profundas que cubren los corales

En 2011, las autoridades ya habían cerrado otras playas y sitios de buceo por el mismo motivo.

2 – Caño Cristales, Colombia

100891003gettyimages828349192-750cfd28c62d3975b18afb1aec1a22d8.jpg Las plantas acuáticas son las que le dan al agua una gran variedad de colores. / Getty Images

Tantos colores tiene el río Caño Cristales, en la Sierra de la Macarena, departamento de Meta, que los locales lo llaman el "arcoiris líquido".

Su inmensa variedad de colores (rojo, rosa, verde y amarillo) se debe a la presencia de plantas acuáticas y a los reflejos de la luz.

Como esta región, en el centro del país, estaba ocupada por las guerrillas de las FARC, el turismo (tanto local como extranjero) era inexistente.

Pero en años recientes, sobre todo a partir de la firma de los acuerdos de paz en 2016, los turistas han comenzado a visitar los paisajes de la zona, utilizando como base la pequeña ciudad de La Macarena.

Aunque no recibe tantos turistas como los otros destinos que mencionamos en esta nota (recibió cerca de 16.000 en 2016), las autoridades turísticas tienen por delante el desafío de proteger este delicado ecosistema de la llegada sin precedentes de visitantes.

Se teme, por ejemplo, que a medida que aumenta el número de visitantes, aumente el grado de contaminación y resulten dañadas las preciosas plantas acuáticas.

Por esta razón, en diciembre se restringió el acceso al río, para darle un descanso.

3 – Cinque Terre, Italia

100895591gettyimages479824818-7ccfdecaed31f931a8d7b25823cf8a28.jpg Se puede ir de un pueblo a otro por una serie de senderos que atraviesan acantilados y viñedos. / Getty Images

Cinque Terre, en español Cinco Tierras, son cinco coloridos pueblos asentados en una zona de acantilados, en el norte de Italia, que reciben unos dos millones de visitantes al año.

Con el paso de los años, y por su uso excesivo, los caminos que los conectan se fueron dañando y, en dos ocasiones, turistas sufrieron heridas por deslizamientos de tierra.

Aunque se discute desde hace tiempo la idea de limitar el número de visitantes, aún no se han implementado restricciones.

Para evitar accidentes, las autoridades están poniendo a prueba unaaplicaciónque los turistas pueden descargar para ver cuántas personas se encuentran en determinado momento en sectores específicos de la ruta.

Cuando el camino aparece en rojo, los visitantes pueden optar por evitarlo.

También están vendiendo un pase que incluye viajes en transporte público en la zona. Lo que se recauda se utiliza, entre otras cosas, para reparar estos senderos.

4 – Machu Picchu, Perú

100895593gettyimages479900992-6d9078d481ef8fea10aa524890542f90.jpg Ahora, las boletas para ingresar a Machu Picchu tienen dos horarios: mañana y tarde. / Getty Images

La antigua ciudadela inca en los Andes peruanos es un destino que ningún turista ávido se quiere perder.

El famoso Camino del Inca permite llegar hasta allí después de una larga caminata a través de bosques nubosos y paisajes de montaña.

Pero el exceso de visitantes y la presencia de numerosos operadores turísticos informales provocaron daños en los caminos, acumulación de basura y el surgimiento de múltiples sitios de acampada.

A fin de minimizar los daños, el gobierno peruano limitó el número de personas que pueden hacer el Camino del Inca por temporada.

También cierran el sitio por mantenimiento cada febrero.

El año pasado, las autoridades implementaron un nuevo sistema por el cual se compran boletos para ingresar a la ciudadela o por la mañana o por la noche.

No obstante, un ambientalista local le dijo a la BBC que temía que esto fuera una solución rápida sin efecto a largo plazo.

Se sabe que el sitio supera el límite de visitantes recomendado por la Unesco, que sugiere un máximo de 2.500 por día.

5 – Isla Jeju, Corea del Sur

100895595gettyimages491050856-730eae989cecbcff3daee180a81554bd.jpg La ruta aérea que conecta Seúl con la isla Jeju fue la más transitada en 2017. / Getty Images

El año pasado, la ruta aérea entre la capital, Seúl, y la isla, fue la más transitada del mundo.

Cerca de 65.000 vuelos circularon entre estos dos aeropuertos trayendo a millones de personas que se acercaron para ver paisajes volcánicos, pintorescas cascadas y un parque de diversiones erótico, muy popular entre los recién casados que pasan allí su luna de miel.

De acuerdo a los residentes locales, esta isla de cerca de 2.000 kilómetros cuadrados que tenía en el pasado un ambiente prístino está ahora llena de basura y tráfico.

Por el momento, no se han creado reglas para proteger la isla.

Es más, las autoridades están considerando la construcción de un nuevo aeropuerto en el sur de la isla, lo cual podría triplicar el número de turistas al año y llegar así los 45 millones de visitantes para 2035.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo