Ahogados y ahorcados, los suicidios más exitosos por persistentes

Un estudio de suicidios revela que quienes lo intentan ahorcándose o ahogándose y no lo consiguen, muy probablemente volverán a intentarlo y lo lograrán

Según concluye el estudio llevado a cabo por del Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, el método escogido para intentar quitarse la vida predice el “éxito” de posteriores intentos. 

Bob Runeson y su equipo hicieron un seguimiento de entre 21 y 31 años a 48 mil 649 personas suecas que fueron admitidas en el hospital durante 1973 a 1982 por intento de suicidio.

Se trata de una de las principales causas de muerte entre la población joven de los países desarrollados.

“La identificación y el tratamiento de las personas con alto riesgo de cometerlo es de suma importancia en la práctica clínica general y en la psiquiátrica en particular. El riesgo de suicidio entre los cinco y 35 años posteriores al primer intento es de un 10%”, comentan los autores en su estudio, publicado en el “British Medical Journal”.

El ensayo revela que, de todos los que intentaron suicidarse, un 12% logró quitarse la vida en posteriores intentos. La forma más empleada fue el envenenamiento (83%), un método que se vinculó a 4 mil 270 suicidios posteriores con resultado de muerte.

Por este motivo, el investigador Runeson defiende la vigilancia extrema de todos los pacientes así como la necesidad de “que se sometan a tratamiento psiquiátrico”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo