Meteorito pudo traer "instrucciones para la vida" en la Tierra

Los investigadores dicen que meteoritos como estos podrían haber llegado a la Tierra para suministrar los ingredientes que hacían falta para la vida

Por BBC

Un meteorito descubierto en la Antártida le daría fuerza al argumento de que la vida en la Tierra pudo haberse iniciado gracias a un impulso desde el espacio, aseguran científicos.

El análisis del meteorito muestra que es rico en el gas amoniaco.

Contiene el elemento nitrógeno, que se encuentra en las proteínas y el ADN que forman la base de la vida como la conocemos.

Detalles del estudio publicado por investigadores en la Universidad Estatal de Arizona y la Universidad de California, Santa Cruz, aparecen en la revista académica Proceedings of the National Academy of Sciences.

El nuevo estudio se basa en el análisis de cerca de 4 gramos de polvo extraído de un meteorito llamado Grave Nunataks 95229, descubierto en 1995.

Se demostró que el polvo contenía abundantes cantidades de amoniaco, entre otras sustancias.

Nitrógeno

La profesora Sandra Pizzarello, directora de la investigación dice que el estudio “muestra que hay asteroides allá afuera que cuando se fragmentaron y se volvieron meteoritos, podrían haber llegado a la Tierra con una atractiva mezcla de componentes, incluyendo una gran cantidad de amoniaco”.

Meteoritos como ese podrían haber suministrado a la Tierra la cantidad suficiente de nitrógeno en la forma correcta para que surgiesen las formas primitivas de vida, sostiene.

Estudios previos se han enfocado en el meteorito “Murchison”, que llegó a Australia en 1969 y el que se encontró que era rico en compuestos orgánicos.

La profesora dice que algunas de las moléculas encontradas ahí corresponderían a momentos posteriores de la historia de la vida.

Ella cree que esos compuestos son demasiado complejos para haber jugado un papel en la vida en la Tierra.

Cinturón de asteroides

La teoría de que el planeta fue fertilizado por un cometa o un asteroide surge parcialmente de la creencia de que la Tierra original no podría haber ofrecido el inventario completo de moléculas simples necesario para el proceso que llevó a la vida primitiva.

La sugerencia es que el Cinturón de Asteroides, entre Marte y Júpiter, lejos del calor y la presión de los planetas en formación, podría haber sido un mejor lugar para ese proceso.

Caroline Smith, una experta en meteoritos en el Museo de Historia Natural de Londres está de acuerdo en que el factor importante en el nuevo estudio es el nitrógeno, aunque le gustaría ver resultados similares repetidos en otros meteoritos.

“Uno de los problemas de la biología temprana en la Tierra antigua es que necesita mucho nitrógeno para que todos esos procesos prebiológicos ocurran. Y por supuesto hay nitrógeno en el amoniaco.

“Una gran parte de la evidencia muestra que no había mucho amoníaco en la Tierra primitiva, así que, ¿de dónde llegó?”, pregunta.

Todavía no se sabe qué fue lo que llevó específicamente a que la vida comenzara en la Tierra.

Pizzarello tiene como hipótesis que material de un meteorito pudo haber interactuado con ambientes en la Tierra como volcanes, pero esas son suposiciones.

“Encuentras esos materiales extraterrestres (en los meteoritos) que tienen lo que necesitas”, asegura, “pero el cómo y el cuándo, en qué ambiente y por cuál mecanismo, realmente, no lo sabemos”, aclaró la profesora Sandra Pizzarello.

Loading...
Revisa el siguiente artículo