Ebon Moss-Bachrach hace de la versatilidad su mejor aliado

Ebon Moss-Bachrach es considerado un gran actor ya que ha mostrado una gran versatilidad en muchos papeles secundarios

Ebon Moss-Bachrach hace de la versatilidad su mejor aliado

Ebon Moss-Bachrach ha creado un interesante currículum a lo largo de su carrera. Se ha convertido en el tipo de actor que la gente ve en una película y dice: “Qué buen actor, ¿en qué otras películas lo he visto?”.

Y es que él ha mostrado una gran versatilidad en muchos papeles secundarios. Ha tenido la oportunidad de trabajar con algunos de los directores más respetados de la industria, así como algunas de sus más grandes estrellas como Keanu Reeves y Alec Baldwin. Actualmente lo hace con Sharon Stone y Alicia Silverstone.

En entrevista, el actor estadounidense, quien protagoniza la primera producción en inglés de la productora mexicana Canana Films, Juego de niños, compartió lo que fue su experiencia de filmar en Quintana Roo junto al actor mexicano Daniel Giménez Cacho y bajo la dirección del ruso Makinov, quien suele ocultarse de las cámaras.

Ebon decidió practicar su español durante la entrevista, ya que estudió en una universidad de España, así que mostró su dominio del idioma, aunque hubo momentos en que le ganó la risa por desconocer algunas palabras.

¿Qué retos enfrentaste en Juego de niños?

— Mi experiencia fue más física, de mucho correr y gritar. Tenía miedo de cómo se llevaría la historia, sobre todo trabajando con niños, muchos de ellos de 5 años. El director Makinov los hizo creer que era un juego, algo más relajado; además, en la isla no tenían ni idea de cómo quedaría la historia.

Haces a Francis en la película, ¿cómo lo defines?

— Él es un médico en una sala de emergencia, que es realmente imperturbable. Es un cirujano tranquilo y no del tipo habitual de película de acción. Así que me sentí como si fuera algo diferente, y podría ser interesante en una película como ésta. No había nada en el guión que no me gustara.

Cuando se trataba de disparar en los combates con los niños, eso fue complicado. Y cuando tuve que apuntar las armas contra ellos –a pesar de que son falsos y todo es seguro–, eso es algo que yo no haría de nuevo.

Nadie conoce al director ruso Makinov, ¿cómo fue trabajar con él?

— Es un hombre de carácter, y tengo mucho respeto a su trabajo. Es una de las pocas personas que dicen lo que piensan, y me gusta su manera de pensar de que la vida es corta para ser diplomático.
Llevaba una máscara en el set todo el tiempo. Me dijo un montón de cosas realmente inteligentes, cosas realmente incisivas. Parecía un verdadero artista para mí, alguien con gran visión, que realmente cree en ella. Desde el inicio mi trabajo fue muy extraño, desde el momento de aprender las líneas, porque la forma de trabajo de Makinov es hacer películas como si fuera teatro, tiene un tipo de personalidad bizarra y salvaje.

Filmar en Quintana Roo, ¿te mostró otro lado de México?

— La historia de México me impresiona, y Quintana Roo es un sitio muy tranquilo. He venido a México varias veces y nunca he tenido una mala experiencia. Cuando yo tomo un proyecto, no trabajo en un lugar donde no haya seguridad… no podría ir, y México me brindó todo para realizar de manera positiva el trabajo.

¿Cuál fue tu comida favorita en Quintana Roo?

— (Risas) Me gustó mucho el ceviche… el ceviche mixto (risas).

¿Qué proyectos tienes en puerta?

— Soy un actor de guiones, baso mucho mi instinto en la primera lectura. Estoy interesado en jugar todas las partes de la actuación con diferentes películas y obras de teatro. Estoy interesado en una gran diversidad con una amplia gama de experiencias.

Estoy con varios proyectos, uno de ellos junto a Alicia Silverstone, Sharon Stone y Christopher Walken.

Es un tipo comedia de aventura, que se estrenará en el 2014 y se llama Gods Behaving Badly.

Juegos de niños se estrenará este viernes en la Ciudad de México y el 13 de septiembre en Guadalajara y Monterrey.

Juego de niños

Beth (Vinessa Shaw) y Francis (Ebon Moss-Bachrach), una joven pareja que espera su primer hijo, disfrutan en México de una escapada romántica, donde alquilan un barco para visitar una idílica isla en la costa. Todo parece perfecto, una playa bañada por el sol, niños jugando y riendo en el muelle… pero a medida que se abren camino a través del costero pueblo de la isla, una extraña atmósfera les invade, teniendo la sensación de ser observados y escuchando por todos lados el sonido de risas infantiles. No hay adultos… y algo terrible pasa con los niños.

Productora

La cinta es producción de Canana Films y la distribución es de Videocine. La cinta se filmó en la isla de Holbox, en Quintana Roo. Juego de niños, la cinta de terror producida por Diego Luna, Gael García y Pablo Cruz, se trata de un remake del clásico de Narciso Ibáñez Serrador ¿Quién puede matar a un niño? (1976).
 

También puedes ver:

Modelo sufre bochornoso episodio por su bikini en Disney

Top 5: Películas de terror basadas en hechos reales

Actores que el público no quería e hicieron personajes exitosos

Loading...
Revisa el siguiente artículo