Los nombres más "picudos" de las películas de ficheras

La época de oro del denominado Cine de Ficheras o Sexicomedias Mexicanas nació en la década de los años 70 del siglo XX. Esta versión del cine erótico es una mezcla entre comedia (sobre todo chistes y comentarios en doble sentido) y sexo.

La famosa “picardía mexicana” consiste en crear situaciones graciosas e hilarantes en momentos incómodos, inesperados y mayoritariamente con referencias verbales sexuales (nunca explícitas).

Con estas cintas, además se desvelan ciertas esperanzas, sueños y características de los mexicanos: el anhelado triunfo de la clase media y media baja, la astucia como la mejor cualidad de cualquier hombre, la belleza femenina mexicana (voluptuosa y sensual) que eventualmente les dará la vida que esperan y desean, el deseo como el motivo para seguir adelante en la vida; la sexualidad como el motor para la felicidad -aunque sea efímera y fugaz-; la galantería como la cualidad mejor vista en el mexicano.

Esta revolución cinematográfica industrial del país, que realmente fue un parteaguas en lo que a taquilla e ingreso se refiere, tiene ciertas características que lo hacen perfectamente identificable:

1.    Reparto constante y reconocible: Una serie de actores provenientes del teatro de vaudeville, la comedia y otras fuentes se volvieron iconos de la industria en estas décadas. Nombres como Pedro Webber Chatanooga, Alfonso Zayas, Rafael Inclán, Roberto “El flaco” Guzmán, entre otros, serán recordados -y al mismo tiempo rechazados- en la historia del cine mexicano.

2.    Mujeres únicas: Este cine produjo mujeres iconicas que además traspasaron las barreras del celuloide para volverse figuras públicas, por diversos motivos (por ejemplo, relaciones con políticos): Sasha Montenegro, La tigresa o algunas simpáticas y recordables como Carmen Salinas.

3.    Pobres diablos: Los personajes principales, siempre son hombres en desgracia, desdicha y sin futuro. Hombres de clase media y media baja, que tienen que luchar para salir adelante. Su astucia, simpatía y encanto natural serán sus fieles compañeros para librar cualquier situación.

4.    Ficheras: Estas mujeres serán el blanco de los deseos, anhelos e ilusiones de todos los hombres, pero al mismo tiempo, pueden convertirse en las razones de los nudos de conflicto de la película.

5.    Un hombre afeminado: En muchas de las cintas debe existir un personaje masculino que representa a un homosexual con deseos de encontrar también a su hombre ideal en alguno de los “caballeros” que acuden a los bares.

6.    El gigoló: Pese a que las ficheras están ahí para dar ilusiones y crear conversación, ellas también tienen deseos. Generalmente hay un personaje masculino que es capaz de hacer  realidad todos los sueños sexuales de las ficheras.

7.    Desnudos frontales: No hay película de ficheras si no hay al menos un desnudo total frontal de al menos alguna de las actrices.

8.    Secuencias de sexo: Si bien, el sexo nunca es explícito ni total, se da a entender de diversas formas. El cine erótico mexicano no llega ni remotamente a la pornografía y se abstiene totalmente de mostrar la fisionomía masculina, pero siempre hallará la forma de mostrar que se lleva a cabo el acto sexual, aunque sólo sea a través de un “chascarrillo” audiovisual.

9.    Comedia de enredos: Todas las películas de ficheras son comedias. Su finalidad -declarada por el mismo creador del género (Víctor Manuel Castro)- es divertir.

10. Albures y dobles sentidos: Este es el componente esencial de toda película de ficheras: los chistes y comentarios que deben ser malinterpretados para poder generar la risa esperada.

11. El bar: Ya sea tipo bar, salón o cabaret, una buena parte de la historia se desarrolla en, o en torno a, un bar y sus dueños aparecen en la cinta. Hay películas de ficheras que ya no se desarrollan en este espacio, pero mantienen otras de sus características.

12. Un título ad hoc: Ya sea con las profesiones y oficios de los protagonistas o haciendo alusión a las ficheras.

Títulos como Noches de cabaret, Las cariñosas, El vecindario, La Pulquería, Las Vedettes, El día de los albañiles 1 y 2, Sexo sudor y lágrimas, La torta caliente, El sexo me divierte, El sexo me da risa, Las tentadoras, Muñecas de Medianoche, La taquera picante, o Piernas cruzadas, entre otros, formaron parte de la casi interminable lista de películas que llenaron las marquesinas de muchas salas en todo el país entre 1975 y 1990.

Por eso, queremos recordarte los títulos más cómicos y doble sentido de las películas de este género. Muchos de ellos ya famosos en la cultura popular mexicana: 

Muñecas de medianoche

Rumbera caliente

Muñecas de medianoche

Rumbera caliente

Casa de muñecas para adultos

Tres lancheros bien picudos

Piernas cruzadas

Las cabareteras

La corneta de mi general

Blanca Nueves y sus siete amantes

Las tentadoras

Los verduleros del amor

Los albureros
 
Las cariñosas

La torta caliente

La taquera picante

Las nenas del amor

Ah qué viejas tan calientes

Las novias del lechero

Esta noche cena Pancho

El vergonzoso

La Pulquería

También puedes ver:

Tras operarse la nariz, Celia Lora ahora se parece a Angelina Jolie

Esposa de Pedro Fernández rompe matrimonio de su hija

FOTOS: Las actrices más recordadas del cine de ficheras

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos