Yakiri no fue violada: PGJDF

Por Publimetro WEB

El procurador capitalino, Rodolfo Ríos Garza, afirma que no existen evidencias de violación en el caso de Yakiri Rubí, quien fue detenida el 9 de diciembre por el cargo de homicidio.

Según lo publica El Universal, Ríos Garza comentó que tiene en su poder testimonios de la averiguación previa, que afirman que Yakiri entró de manera voluntaria al hotel donde se desarrolló el incidente.

Familiares y amigos de Yakiri Rubí Rubio Aupart, de 20 años, han hecho una campaña a través de redes sociales exigiendo la liberación de la joven, acusada de asesinar a su presunto violador en la colonia Doctores, delegación Cuauhtémoc.

La tarde de este lunes, familiares y amigos realizaron una protesta al exterior del penal femenil de Santa Martha Acatitla, de acuerdo con Animal Político. A diferencia de lo publicado en algunos medios respecto a que se trató de un crimen pasional, los padres de Yaki aseguran que ella actuó en defensa propia.

De acuerdo José Luis Rubio, padre de Yaki, el pasado 9 de diciembre su hija fue atacada por los hermanos Miguel Ángel y Luis Omar Rodríguez Anaya, quienes llevaron a la fuerza a la chica al hotel Alcázar, donde el primero “la torturó, abusó sexual y físicamente de ella”. 

Los supuestos atacantes “la agredieron verbalmente, la amenazaron con un arma y la llevaron forzosamente a un hotel para abusar de ella”, explicó José Luis, quien detalló que su hija logró torcer la muñeca y dirigir el cuchillo al agresor para defender su vida”.

“El criminal herido salió del cuarto por su cuenta y escapó”, agregó el señor Rubio. 

Agregó: ” Rubí salió corriendo del hotel, gritando, semi-desnuda y pidiendo ayuda. Logró llegar a una nevería donde explicó que acababa de ser violada y pidió apoyo para llamar a la policía. Al llegar la policía, explicó el ataque al que sobrevivió y realizaron un recorrido en busca del agresor y su cómplice. Localizaron al cómplice, Luis Omar Rodríguez Anaya. La policía lo confrontó y el criminal acusó a la joven de haber matado a su hermano.

“A pesar de que las fotografías y exámenes acreditan las cortaduras profundas, lesiones y graves heridas que sufrió Yaki durante el ataque, y de que ella fue quien pidió ayuda, la policía la detuvo y la remitió a la cárcel, donde se encuentra actualmente”, expresó a través de una carta.

Según el padre, tras hacer la denuncia, se encontró que el presunto agresor, Miguel, tenía 16 averiguaciones previas abiertas; mientras que su hermano, Omar, contabilizaba 22, “en Facebook se presenta como trabajador del Tribunal Superior de Justicia, como cargador, tiene nexos con policías”, dijo a El País, José Luis Rubio.

Yaki y su padre pertenecen a un colectivo que busca acercar la cultura y prevenir la violencia entre los jóvenes en el barrio de Tepito. José Luis Rubio ayudó para que fuera posible la realización del Foro VIRAL 13, una red que busca reunir y lograr el intercambio de experiencias entre la juventud; recuperar espacios públicos y la promoción de actividades lúdicas, artísticas, educativas y culturales.

La tarde de este martes se espera que se dé la audiencia con el Juez Penal 68, Santiago Ávila Negrón, quien decidirá el futuro de Yakiri; mientras que en redes sociales se mantiene la campaña #JusticiaParaYaki y en la plataforma change.org se abrió una petición para recolectar firmas y enviarlas al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera. 

TE RECOMENDAMOS:

Bajo fuertes medidas de seguridad, Mancera inaugura pista de hielo

Mancera lleva el alza del Metro sobre sus hombros

DF, en alerta ante la posible llegada de la droga “krokodil”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo