CDMX ya paga por trabajar desde casa

Casi mil servidores públicos evitan traslados en auto o transporte para laborar; mejora de ánimo, productividad, algunos beneficios

Por Israel Zamarrón
Elaboración de contratos, almacenamiento de nómina, son algunas de las actividades que realizan | Foto: Nicolás Corte / Publimetro
CDMX ya paga por trabajar desde casa

En el Gobierno de la Ciudad de México 782 personas de 27 dependencias ya pueden realizar su tarea laboral desde casa y que les paguen por ello.

Se trata de la estrategia de home office que el Gobierno capitalino implementó desde el pasado 23 de mayo y que se amplía de manera paulatina.

La idea surgió tras los episodios de contingencia ambiental que la Ciudad padeció en 2016, por lo que se pensó en el home office para reducir los desplazamientos de los empleados.

Los objetivos son reducir los viajes en auto y disminuir la ocupación del transporte; mejorar la calidad de vida de los trabajadores y aumentar la productividad laboral.

El término de teletrabajo se acuñó en los 1970 por el físico estadounidense Jack Nilles, cuya idea era llevar el trabajo al trabajador, y no viceversa.

Esta modalidad se consolidó y del 2009 al 2015, aproximadamente 100 mil empleados del gobierno de Estados Unidos empezaron a trabajaron de manera remota.

Sin embargo, de acuerdo con Margarita Chico, directora general de Trabajando.com México, la práctica del home office es muy reciente en el país, con apenas cuatro años de implementación.

De mil vacantes que tengo este mes, dijo a Publimetro, apenas cuatro son para la modalidad de teletrabajo, por lo cual estas ofertas tienen 50% más de demanda que las tradicionales.

¿En qué consiste?

El programa consta de dos modalidades: trabajo a distancia mixto y a distancia móvil; el primero consiste en acudir algunos días a la oficina y otros laborar desde casa.

El segundo está enfocado a directivos y consiste en que no necesariamente se debe acudir a la oficina, sino trabajar a distancia mediante tecnologías de la información y comunicación.

Los beneficiarios del home office laboran a través de la Oficina virtual CDMX que creó sin costo la Dirección General de Gobernabilidad de Tecnologías de la Información y Comunicaciones.

En la plataforma se cuenta con la paquetería de Office y de Google, como son almacenamiento de datos en la nube, chats, videoconferencias y llamadas.

En esta modalidad de trabajo hay un supervisor, que puede estar en la oficina y crea, describe y asigna actividades a realizar basadas en resultados o entregables, que son productos específicos.

Del otro lado, en casa, hay un enlace, que es quien ejecuta las actividades delegadas por el supervisor y se debe mantener permanentemente en comunicación.

Pros y contras

La directora de Trabajando.com México señaló que algunos beneficios de trabajar en casa son el ahorro económico tanto para la empresa como para el empleado, además del aumento de la productividad.

De acuerdo con el análisis de la Oficialía Mayor de la Ciudad de México, un empleado que trabaja tres días en casa ahorra 405 pesos mensuales en transporte, que al año suman cuatro mil 860 pesos.

Con este ahorro, indica la estrategia, a la que Publimetro tuvo acceso, los servidores públicos pueden absorber el costo de la renta de internet o telefonía celular, principales herramientas para el trabajo en casa.

“Muchas personas se sienten más productivas con este esquema”, consideró Chico Pérez, lo cual empata con los resultados de una encuesta de la Oficialía Mayor, en la que 51% de los consultados refirieron que mejoró su productividad laboral y el 80% estima que mejoró su ánimo.

Lo anterior ayuda a que se trabaje por resultados, es decir, se cumplan metas específicas y se evita así el presentismo laboral, es decir, que la persona acuda a la oficina, pero no sea productiva.

Una desventaja, dijo la experta en temas laborales, es que en casa los jóvenes tienen más distracciones, como pueden ser familiares o visitas, y dicen que hacen home office, pero lo toman como un descanso.

Por ello, consideró, esta práctica tendrá auge en unos cinco años más, pero iniciativas como la del Gobierno de la Ciudad pueden coadyuvar a que más empresas confíen en la modalidad de home office.

“No es una forma fácil de trabajar, es otra modalidad de que implica mucha responsabilidad”, enfatizó Margarita Chico.

DATOS

782

Servidores públicos están en la modalidad de home office

27

Dependencias las que practican el teletrabajo

80%

Considera que mejoró su ánimo al trabajar desde casa

Actividades que realizan:

  • Descarga, clasificación y almacenamiento de recibos de nómina.
  • Proceso de contratación del personal de estructura.
  • Actualización y/o elaboración de Manuales Administrativos.
  • Revisión y elaboración de Constancias de Nombramiento.
  • Elaboración de Contratos de Adquisiciones y Oficios.
  • Seguimiento de Agenda.

Antecedentes:

  • El término “teletrabajo” se acuñó en la década de los años 70 por el físico Jack Nilles cuya idea era llevar el trabajo al trabajador, y no viceversa
  • En 1979, Frank Schiff acuñó el término “Flexplace” y escribió un artículo al respecto en el Washington Post titulado “Trabajar desde casa puede ahorrarte gasolina”.
  • Durante 1990, la “Clean Air Act” llevó a muchas grandes empresas de Estados Unidos a ofrecer a sus empleados la opción del teletrabajo para mejorar la calidad del aire.
  • Del 2009 al 2015, aproximadamente 100,000 empleados del gobierno de los Estados Unidos trabajaron de manera remota.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo