Los clásicos, los nuevos, la afición y la industria…

Esta semana, inicio la columna escribiendo sobre dos autos de mayor importancia que estarán en nuestro país en breve y que contarán con éxitos para sus marcas

Los clásicos, los nuevos, la afición y la industria…

Esta semana le pondremos las manos encima a la nueva CX-5 2018 de Mazda, es una gran camioneta, gran cambio, nueva generación, llena de tecnología y ahora sube de segmento por toda la calidad y cuidado en sus interiores, el gran desempeño y el diseño. Si ya vio la CX-9, la CX-5 estará por conquistar a muchos más clientes desde los 379 mil 900 pesos y llegará en cuatro versiones, la más alta en 469 mil 900 pesos. Éxito asegurado.

El segundo auto es excepcional, no lo veremos en las calles –casi es sobre pedido– o si lo ve tómele una foto, porque es más escaso que cualquiera que haya producido la armadora, hablo de los  Mercedes-Benz AMG GT Roadster y el AMG GT C Roadster, ya lo verán publicado en nuestro suplemento de los jueves y redes sociales. Portento de tecnología deportiva y ejemplo del buen diseño de las primeras dos décadas de este siglo.

Concurso Internacional de la Elegancia 2017

El próximo fin de semana se celebrará el XXXI Concurso de la Elegancia. Si usted lo conoce sabe de lo que le hablo. Se unen los clubes de autos clásicos y además varias armadoras presentan sus nuevos modelos. ¡Qué mejor escenario para emocionarse y disfrutar un gran día familiar! Pero este concurso es mucho más que eso, son tres décadas desde que en un desayuno un grupo de entusiastas decidieron mostrar sus vehículos y empezar con esta tarea, el resultado es más que admirable, pues es la exposición de autos clásicos considerada como una de las mejores en Latinoamérica, con nombre en todo el continente y con eco en todo el mundo del coleccionista.  

Es la exposición que ha tenido el talento para permanecer aún cuando en el país los auto shows han abierto y cerrado, vivido distintas épocas y hoy nada más no se logra organizar uno de ellos y, por lo que he visto, estamos lejos de conseguirlo. Protegida por los clubes y su persistencia en la escena de los clásicos, recuerde que no siempre ha sido así, hubo décadas enteras de un mercado cerrado y ahí el concurso subsistió. Ahora es totalmente abierto y el concurso celebra ser la única muestra que realmente permanece y enseña lo nuevo y lo clásico.

En un solo lugar reunir a la familia, aunque esté a 30 minutos de la Ciudad de México, carreteras vecinales que hacen aún más el reto de llevar los clásicos rodando, coleccionistas que buscan todo el año y todos los años cómo mejorar sus valores de restauración, sus técnicas y la gran labor de sus equipos por entregar ejemplares que bien pueden competir a nivel mundial.

Hoy la famosa muestra de Huixquilucan, además, coincide con un nuevo presidente del Club Jaguar, el coleccionista Jeff Carlson, que en su siguiente periodo de dos años seguramente renovará los bríos e innovará, fortalecerá lo que de verdad empezó en su club, que aunque la marca no ha sido de volumen en México, y en años inexistente o perdedora del mercado de autos nuevos, en los clásicos está más fuerte que nunca entre uno de los más potentes clubes gracias a sus socios y buscadores, renovadores y conservadores de estos ejemplares.