logo
Jesús perdió el sentido del olfato por poco más de un mes, incluso al haber superado la enfermedad / Foto: Especial
Coronavirus 20/11/2020

Ninguna infección de garganta me había causado un dolor de pulmones

Durante tres días, Jesús estuvo al cuidado de su hermano pequeño y lejos de su mamá y hermana, sólo con la esperanza de salir adelante de la enfermedad